Domingo. 17.02.2019 |
El tiempo
Domingo. 17.02.2019
El tiempo

211 años de la historia de Cuntis

Clementina Fernández (izquierda) vive en A Casiña y Josefina Villaverde, en el lugar de Laxos. CEDIDAS
Clementina Fernández (izquierda) vive en A Casiña y Josefina Villaverde, en el lugar de Laxos. CEDIDAS

Josefina Villaverde celebró este lunes el 109 aniversario de su nacimiento, Clementina Fernández apagó las 102 velas de su tarta el día 18 y las dos mantienen viva la memoria de sus familias

Josefina Villaverde Fontenla no lo dudó ni un instante cuando este lunes le preguntaron cuándo había nacido. En 1909, respondió al instante, y lo hizo acompañada por su hija Manuela, que cuenta 92 primaveras, su nieta María del Carmen y Elisardo, el esposo de esta.

Junto a los cuatro estuvieron el alcalde de Cuntis, Manuel Campos, y la edil de Servizos Sociais, Conchy Campos, que le entregó un ramo de rosas rojas porque, además de buena memoria, también es fiel al ideal político socialista que defiende desde siempre.

Un día antes, los representantes del Gobierno local se desplazaron hasta el lugar de A Casiña (Arcos de Furcos) para felicitar a otra vecina del municipio que también supera el siglo de existencia y apagó las 102 velas de su tarta.

Se llama Clementina Fernández Casanova y, como Josefina, es menuda. Ambas comen poco, comparten el menú con sus familia (Clementina no le perdona el vaso y medio de vino diario) y la televisión, que miran desde sus sillones de oreja situados en las cocinas de sus casas, es uno de sus entretenimientos. Les gustan los programas Luar y Bamboleo.

ACHAQUES. Con el paso del tiempo llegaron a ambas los achaques de la edad, como es habitual, que afrontan con la fortaleza derivada de no haber padecido una enfermedad grave durante su larga existencia. Se cuidan para evitar la gripe o algún catarro, que de vez en cuando sufren.

A Clementina le administran un medicamento para evitar la coagulación de la sangre, y el personal sanitario podría hacerlo en su casa, pero ella rechazó tal posibilidad porque prefiere convertir esta necesidad en una oportunidad de conversar con otras vecinas que acuden al Centro de Saúde por la misma razón. Las obras del alcantarillado, realizadas la semana ante la facha de su casa, fueron otro motivo de entretenimiento para ella.

Cuenta Pilar García, su nuera, que está aprendiendo a tocar la pandereta y que un día, cuando se puso a ensayar en casa, Clementina cantó un par de jotas siguiendo su ritmo, después de darle algunos consejos para el manejo del instrumento.

Ganarse la vida desde niñas en el campo fue el signo de ambas. Josefina no quiso renunciar a su soberanía cuando fue madre soltera y no quiso casarse, a pesar de la estigmatización que suponía ser madre soltera en la España nacional-catolicista, y Clementina fue una más en una familia de once hermanos, cuyo esposo, Manuel Porto, falleció con 78.

Infancia. La infancia de las dos fue breve, al igual que su estancia en la escuela, pero ambas tienen muy grabados los valores. Josefina mantiene el buen humor y ganas de conversar que la caracterizaron siempre y Clementina, su carácter ("é como ela queira", comenta su nuera), y ambas son la memoria viva de 211 años de la historia de Cuntis.

211 años de la historia de Cuntis
Comentarios