El 91179 deja 7,6 millones de euros en Caldas de Reis

38 series del cuarto premio fueron repartidas por la localidad y otras 90 se enviaron a la Illa
El dueño del bar La Bodeguilla junto a su perro. DAVID FREIRE
photo_camera El dueño del bar La Bodeguilla junto a su perro. DAVID FREIRE

Eran las 11.15 horas cuando la suerte sonrió a Caldas de Reis. Lo hacía con uno de los cuartos premios, el 91179, un número que fue vendido en la única administración de lotería del localidad, situada en la calle Juan Fuentes. Su propietario, Miguel Martínez, se ha convertido en el auténtico Rey Midas tras repartir 38 series o, lo que es lo mismo, 7,6 millones de euros.

"Estou moi emocionado e moi contento. É a segunda vez que damos un premio, dimos un quinto no 2012, xusto cando abrimos, pero este é o máis grande que repartimos. Isto é unha alegría inmensa porque sempre se di que nunca toca e por fin tocou", afirma el lotero.

De esas 38 series, 5 fueron a parar al bar La Bodeguilla, un establecimiento situado en la calle Pedro Mateo Sagasta. Su dueño, Claudio Massoni, se enteró de la noticia por la televisión y fue corriendo a abrir el local, acompañado, eso sí, de su perro Remo, que se convirtió este miércoles en el gran amuleto de la suerte.

"Ahora con la pandemia estoy abriendo el bar solo por la noche pero en esta ocasión, al enterarme de esta noticia empecé a recibir muchas llamadas y vine ya para aquí, aunque ahora poco hay que decir, solo sonreír", explicaba este miércoles el propietario del bar, que se mostraba también "muy contento, porque esto siempre te saca de unos apuros y te da un buen día dentro de todos los problemas que hay ahora mismo".

Entre los afortunados, "la mayoría es gente de aquí, vecinos de Caldas y de alrededores, clientes habituales que suelen venir por aquí y también alguno ocasional". Y aunque el local está situado en una zona de tránsito de muchos peregrinos, lo cierto es que el propietario asegura que en esta ocasión la suerte no cayó de su lado, "porque por estas fechas ya no hay tantos".

De los 50 décimos que adquirió, Claudio Massoni solo se quedó con uno "hubo veces que me quedé con más y no me tocó nada", asegura entre risas el italiano. En total, 20.000 euros que ya tiene claro en qué los destinará. "Lo gastaré todo en salud", reconoce.

Claudio Massoni: "Estoy muy contento porque esto siempre te saca de un apuro. Lo gastaré todo en salud"

PURO AZAR. Este premio es el claro ejemplo de que ningún número es más bonito que otro y que el Sorteo de la Lotería de Navidad es puro azar, ya que en Caldas nadie quería el 91179. "É un número que se lle ofreceu a varias asociacións de Caldas e non o quería levar ninguén", reconoce el propietario de la administración de lotería.

Justamente por eso, porque nadie lo quería, este cuarto premio llegó hasta a Illa de Arousa, "na administración da Illa necesitaban unhas series e levaron ese porque había bastante cantidade, é algo que habitualmente facemos, o de intercambiar números, e agora, ao enterarme que foi o número das participacións dos alumnos do instituto de alí, a alegría é dobre", asegura Miguel Martínez.

En total, la administración de lotería número 1 de A Illa de Arousa repartió 90 series, es decir, 18 millones de euros. Un gran premio en el que algo, o mucho, tuvo que ver, el Rey Midas de Caldas de Reis.