De antigua fábrica textil a referente turístico nacional a orillas del Umia

El hotel rural Torre do Río acaba de ser galardonado con el prestigioso Premio Rusticae
Visita institucional al hotel realizada por el alcalde, Juan Manuel Rey, y el teniente de alcalde, Manuel Fariña.
photo_camera Visita institucional al hotel realizada por el alcalde, Juan Manuel Rey, y el teniente de alcalde, Manuel Fariña.

Hubo una época en la que a orillas del río Umia, en uno de sus característicos meandros, se alzaba una fábrica textil. Esas instalaciones, que actualmente cuentan con más de 300 años de antigüedad, fueron rehabilitadas en su día para dar vida a un hotel rústico que puede presumir de ser una de las grandes joyas de Caldas de Reis.

Se trata del hotel de carácter rural Torre do Río, un negocio que hace apenas unos días recibió uno de los grandes reconocimientos dentro del sector, como es la obtención de uno de los Premios Rusticae, dentro de la gala organizada por este selecto club, del que forman parte unos 300 establecimientos del sector en España. Hay que tener en cuenta que esta es una cita que cobra mayor protagonismo si cabe al coincidir con la celebración de la Feria Internacional de Turismo (FITUR), que tuvo lugar en Madrid a finales del mes pasado.

Unos días después de recibir este galardón, el alcalde, Juan Manuel Rey, y el teniente de alcalde y responsable del área de Turismo, Manuel Fariña, visitaron las instalaciones, en una cita que aprovecharon para felicitar al propietario, Rodrigo Rey, y al personal de un negocio que, tal y como destacan los mandatarios del Gobierno local, "pon aínda máis en valor o potencial da marca Caldas no eido do turismo".

Valores destacados

El Premio Rusticae, en su categoría de mejor alojamiento, reconoce cuestiones como la calidad del servicio, el trato a los clientes, la presentación o la limpieza. A la hora de emitir su fallo, los miembros del jurado coinciden al definir al Torre do Río como "un claro ejemplo de la esencia Rusticae" y destacan "el gran equipo de profesionales, atento y cercano, con unos anfitriones de diez".

El concelleiro de Turismo tiene claro que "este recoñecemento é moi importante non só para o propio establecemento, senón para Caldas en xeral, xa que nos axuda a consolidarnos como un destino singular, cos seus propios atractivos". Precisamente, esta singularidad es uno de los atractivos con los que Caldas de Reis se exhibió en FITUR, tal y como recuerda el propio Manuel Fariña. "O noso concello ten moito que achegar polos seus atractivos de incalculable valor", incide el teniente de alcalde nacionalista, que pone como ejemplo la Carballeira, la única de toda Galicia catalogada como Ben de Interese Cultural (BIC), así como el hecho de ser un destino termal de referencia o de haber acogido la primera central hidroeléctrica en su momento.

Características

El Hotel Torre do Río se alza sobre una extensión de unos 10.000 metros cuadrados aproximadamente, a apenas un kilómetro de distancia del centro de la villa termal.

Su proximidad a la naturaleza y al río Umia lo convierten en un remanso de paz, tranquilidad y armonía, en la que también destaca, en el aspecto gastronómico, su apuesta por los productos autóctonos gallegos.

Un negocio familiar que ya cuenta con varios reconocimientos en su haber

El hotel rural Torre do Río cuenta con una trayectoria relativamente corta, pero eso no le impide ser un establecimiento ampliamente reconocido por su calidad. Fue en los comienzos de la temporada estival del año 2007 cuando el negocio echó a andar de la mano de Rodrigo Rey y de su familia. Desde entonces, su esfuerzo les ha llevado a ser el referente dentro del ámbito de destinos rurales de España que es en la actualidad.

El Premio Rusticae no es el único galardón obtenido por el establecimiento de Caldas de Reis. En el año 2021 el Torre do Río consiguió el Premio Ruralka al mejor hotel de España. Se trata de un reconocimiento que pone en valor la capacidad de convertir el turismo rural en "una experiencia auténtica y embellecedora", tal y como se recoge en sus bases.

Los paisajes pintorescos, la hospitalidad y el entorno del hotel rural caldense fueron bazas decisivas para conseguir la distinción.

Reconocimientos en diferentes categorías
Con más de un cuarto de siglo a sus espaldas desde su nacimiento en el año 1996, Rusticae está considerado a día de hoy una de las entidades de mayor prestigio dentro del ámbito del turismo y del sector de los alojamientos en toda España.

Con respecto a su gala anual, son un total de seis los reconocimientos que realiza. En el caso del hotel rural Torre Río, el negocio regentado por Rodrigo Rey fue el considerado mejor alojamiento. Sin embargo, también se entregan condecoraciones para el mejor proyecto sostenible, la mejor trayectoria, mejor iniciativa, mejor hotelero y el Premio del Público, este último a través de votaciones en redes.

Comentarios