El autor del vertido de Saiar deberá retirar los escombros acumulados

El BNG muestra su satisfacción y señala que la Xunta de Galicia también le impone una multa de 12.000 euros
Imagen de los escombros. FERNANDO SALGADO
photo_camera Imagen de los escombros. FERNANDO SALGADO

La empresa responsable de haber creado un vertedero ilegal en un monte de la parroquia de Saiar (Caldas de Reis), deberá abonar una multa cuyo importa asciende a 12.000 euros. Esta decisión figura en el expediente resuelto por la Xunta de Galicia y desvelado por el BNG, grupo cuyo portavoz, Manuel Fariña, denunció esta irregularidad y fue agredido por el responsable de esta firma.

Además de la sanción, el impacto económico que deberá afrontar será el derivado de encargarse de retirar varias toneladas de escombros acumulados en este lugar, hasta dejarlo en la situación que presentaba antes de que fuese convertido en una escombrera.

"Seguiremos, como até agora, traballando a favor do medio ambiente de Caldas. O medio ambiente é cousa de todas e todos, e de todas e todos é coidar polo seu bo estado", afirmó Fariña. "Neste sentido, a resolución é moi boa noticia que, agardemos, serva para frear as agresións ao noso monte", agregó el edil.

Pero el concelleiro denuncia que no es el único caso, y señala que el Servizo de Protección da Natureza de la Guardia Civil, denunció la existencia de otro vertedero en Saiar, desde el año 2020. "Lamentablemente, a historia repítese máis da conta e o Goberno municipal fica, unha vez máis, de brazos cruzados, vendo como se agrede o noso monte sen facer nada". Manuel Fariña denuncia que se trata de "unha mostra máis da ineficacia e deixadez dun Goberno sen impulso e sen ideas".

Haber denunciado esta irregularidad costó al portavoz del BNG en Caldas de Reis una agresión, a consecuencia de la cual sufrió un hematoma en la cara y un esguince de tobillo. Sucedió el día 5 de marzo del año 2020.

El autor, al que Manuel Fariña identifi có como el responsable del vertido, se presentó en su casa y le pidió que lo acompañase hasta el lugar donde se encuentra, situado cerca de su domicilio. Durante el corto viaje lo amenazó en varias ocasiones, y cuando llegaron al destino le dio un puñetazo en la cara "que me tumbou no chan", narró entonces.

"Eu non lle respondín porque non procedía", agregó. El empresario abandonó el lugar. Fariña presentó una denuncia por atentado contra la autoridad y el Juzgado de Caldas de Reis condenó al empresario por una agresión.

Comentarios