martes. 11.08.2020 |
El tiempo
martes. 11.08.2020
El tiempo

Caldas de Reis recibe a los primeros peregrinos en la 'nueva normalidad'

Peregrinos haciendo el Camino. DP
Peregrinos haciendo el Camino. DP
La reapertura de las fronteras y el libre tránsito entre los territorios del país han permitido que se retomen las peregrinaciones a Santiago de Compostela

Los peregrinos regresan al camino tras varios meses de ausencia por la crisis sanitaria. Lo hacen en un número muy inferior al que nos tenían acostumbrados, especialmente en estas fechas veraniegas y en la antesala de la celebración del año Xacobeo, que se llevará a cabo en 2021. Todavía hay mucha gente que tiene miedo a la pandemia, a los posibles rebrotes.

La Xunta de Galicia está poniendo toda la carne en el asador a nivel propagandístico y se espera que a finales del presente mes o en agosto, el número de peregrinos aumente considerablemente. Y que esa tónica se mantenga hasta finales de octubre o incluso la primera quincena de noviembre. No obstante, todo el mundo tiene muy claro que los números no se aproximarán ni de lejos a las previsiones de afluencia que se manejaban para este año.

Jesús Fariña, que regenta el albergue la Posada de Doña Urraca, comenta que "en este aspecto nos iremos a las cifras del año 1999, es decir, unos quince mil peregrinos por el camino portugués a lo largo de toda temporada. La verdad es que yo no sé si llegaremos a esos números, aunque se están haciendo los esfuerzos para tratar de que se alcance la mayor cifra posible".

Vista del exterior del albergue de La Posada de Doña Urraca. DP

A Caldas han llegado los primeros caminantes tras la reapertura de fronteras y el fin de las medidas que impedían el viaje entre territorios del propio país. Curiosamente, los primeros inquilinos del albergue caldense, que abrió sus puertas el primero de julio, son alemanes, portugueses, italianos y argentinos, entre otras nacionalidades. Pero la tónica cambia si vemos las reservas del mes de agosto. Un 80% de las mismas son de peregrinos españoles.

Jesús Fariña se muestra firme cuando habla de protección al cliente: "Los albergues son más seguros que nunca. Las autoridades sanitarias han fijado unas medidas muy estrictas con nosotros que estamos cumpliendo con rigor. Además, no debemos olvidar que el camino es naturaleza, transita por espacios abiertos e incluso se puede hacer en solitario".

Son tiempos difíciles para todos. Hay que tratar de pasar el temporal asumiendo las consecuencias económicas que nos deja. Como apunta el responsable del albergue, "Nos hemos visto obligados a invertir unos 6.000 euros para adaptar el albergue a la nueva normalidad. Por otra parte, las normas nos reducen el aforo al 75%, aunque nosotros decidimos abrir con el 50%. Eso significa que disponemos de 13 plazas. Lo mismo hicimos en las dos pensiones que tenemos aquí, Torre Hostel 1 y 2. Su capacidad también se vio reducida a la mitad, 10 clientes por instalación".

Caldas de Reis recibe a los primeros peregrinos en la 'nueva...
Comentarios