Cárcel para tres personas por vender cocaína en A Estrada

La Audiencia de Pontevedra le impone una pena de cinco años de prisión a un hombre y de tres años y medio a dos mujeres por estos hechos

Un coche de la Guardia Civil frente a la Audiencia Provincial de Pontevedra. GONZALO GARCÍA
photo_camera Un coche de la Guardia Civil frente a la Audiencia Provincial de Pontevedra. GONZALO GARCÍA

La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha condenado a cinco años y tres meses de cárcel a un hombre, y a tres años y medio de prisión a dos mujeres, como supuestos autor de un delito de tráfico de drogas, por dedicarse a la distribución de cocaína en A Estrada.

Según se recoge en la sentencia, los hechos ocurrieron entre septiembre de 2021 y enero de 2022, cuando una investigación de la Guardia Civil determinó que el acusado, que tiene antecedentes por tráfico de drogas, se dedicaba a vender cocaína en varios puntos próximos a su domicilio.

Mediante vigilancias y escuchas determinaron que este varón acudía habitualmente a casa de una de las acusadas para abastecerse de la droga. Así, el hombre entraba a la finca y accedía a un alpendre anexo, donde la moradora de la vivienda guardaba las sustancias y dinero dentro de un arcón.

Ambos fueron detenidos y en los registros practicados los investigadores se incautaron de diversas cantidades de cocaína, básculas de precisión, dinero en efectivo, recortes de plástico, aparatos para prensar droga, teléfonos, automóviles y otros efectos.

Además, en el arcón del alpendre localizaron 6.780 euros en efectivo y dos paquetes que sumaban casi 200 gramos de cocaína. Al revelar las huellas en los paquetes, identificaron a la tercera acusada, que era la proveedora de la mujer que tenía la droga oculta.

Por estos hechos, y tras rechazar los argumentos de las defensas (que cuestionaron la cadena de custodia, la procedencia de las escuchas o la dilación de la causa), la Audiencia de Pontevedra ha condenado al varón a la pena de cinco años y tres meses de cárcel y multa de 4.035 euros, aplicando la agravante de reincidencia y la atenuante de drogadicción.

Para cada una de las dos acusadas, la sala ha impuesto la pena de tres años y medio de prisión, y multa de 20.000 euros.

La sentencia no es firme y puede interponerse contra ella recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).