lunes. 14.06.2021 |
El tiempo
lunes. 14.06.2021
El tiempo

Así eran Christian, Álex y Beatriz, tres jóvenes muy queridos en Arousa y Caldas

Accidente mortal en Caldas. EFE
Accidente mortal en Caldas. EFE
Los compañeros de la empresa del conductor del camión destacaron que se encontraba "consternado" y muy preocupado por la salud de su mujer

Los tres jóvenes que perdieron la vida en el accidente de Caldas de Reis eran muy apreciados en sus respectivas localidades. El conductor, Christian Montes, tenía 19 años y era vecino de Moraña. Carecía del carné de conducir y en algunas ocasiones ya había sido advertido de la peligrosidad de manejar un coche en esa situación. Pertenece a una familia muy querida en el pueblo y su madre empezó hace poco a trabajar en las brigadas de mantenimiento del Concello.

El propietario del coche, Álex Castro, era el mayor de los ocupantes del vehículo (24 años). Vivía en Caldas de Reis con su familia y tenía alguna dificultad intelectual que le dificultó los estudios. Acudió media docena de veces a entrenar con el Atletismo Cuntis y el entrenador José Pardal le invitó a formar parte del club sin éxito.

La copiloto, Beatriz Fontenla, estaba cerca de cumplir los 19 años. La noticia destrozó a su familia, pero también a sus amigas y compañeras del instituto de Carril. Vivía en Bamio, Vilagarcía de Arousa, con su madre y dos hermanos.

Por otra parte, quien ayer permanecía muy afectado era el conductor del camión, Felipe Franco, de 56 años de edad. Sus compañeros de la empresa pontevedresa Frutas Moncho destacaron que se encontraba "consternado" por el terrible suceso y muy preocupado por la salud de su mujer, Gloria Outón, que le acompañaba en el trayecto y que resultó herida grave en el siniestro tras salir despedida. "Ha sido un día muy trágico y estamos todos muy consternados», señalaron desde la empresa.

CONSTERNACIÓN. Familias destrozadas y vecinos muy afectados por la trágica noticia del accidente mortal en Caldas de Reis, no solo en los municipios donde residían las víctimas, también en toda la provincia. Hasta los integrantes de los cuerpos de emergencia y seguridad se mostraban abatidos por lo que sucedió en la carretera N-640.

El alcalde de Caldas, Juan Manuel Rey, expresó sus más profundas condolencias por el fallecimiento de los tres jóvenes, al mismo tiempo que trasladó su apoyo y más sentido pésame a los familiares y allegados "en estos momentos tan duros". El regidor también desea «la pronta recuperación de la persona herida» y le transmite fuerza para superar esta situación.

Por su parte, el alcalde de Moraña, José Cela, junto a los miembros de su Corporación Municipal, decidieron aplazar el Pleno Ordinario que estaba convocado para la jornada de ayer, en señal de respeto "por los accidentes que sucedieron en las últimas horas y en los que se ven afectadas varias familias de nuestro Concello".

Otro de los regidores que se sumó a las muestras de dolor fue el de Cuntis, Manuel Campos, quien lamenta el fatal desenlace del accidente de tráfico que se saldó con la muerte de los tres jóvenes en los límites entre su Concello y el de Caldas de Reis.

El mandatario, en nombre de su municipio y vecinos, traslada a las familias y amigos de los fallecidos su "más sentido pésame y sus condolencias en unos momentos tan duros . Además, Campos quiso agradecer el trabajo de "todos los equipos de emergencia y cuerpos de seguridad" que se desplazaron al lugar "con la máxima diligencia para atender esta tragedia que nos tiene conmocionados". Entre ellos se encontraba Protección Civil de Cuntis.

Así eran Christian, Álex y Beatriz, tres jóvenes muy queridos en...
ç