Miércoles. 22.05.2019 |
El tiempo
Miércoles. 22.05.2019
El tiempo

Las víctimas de Sri Lanka serán veladas en Padrón y enterradas en Pontecesures el sábado

Foto de la pareja fallecida en el atentado de Sri Lanka. EFE
Foto de la pareja fallecida en el atentado de Sri Lanka. EFE

Finalmente se aceleró el proceso de repatriación de las víctimas del atentado y llegarán a España el viernes

Los jóvenes gallegos María González Vicente y Alberto Chaves, fallecidos en uno de los atentados que el pasado domingo afectaron a Sri Lanka, serán enterrados juntos el próximo sábado en la localidad pontevedresa de Pontecesures.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes municipales, que se mantienen en contacto con las familias de la joven pareja y que esperan que la repatriación de los cuerpos comience en las próximas horas.

En concreto, y aunque inicialmente se había planteado un plazo más dilatado, fuentes oficiales han indicado que está previsto que los cadáveres de los jóvenes salgan de Sri Lanka a lo largo de esta noche y que lleguen a España en la mañana del viernes.

Posteriormente, ambos serán trasladados hasta Galicia, donde serán velados juntos por deseo de sus familias. El tanatorio de Iria Flavia, en la vecina localidad de Padrón, espera abrir la capilla ardiente en la tarde de este viernes.

En todo caso, y teniendo en cuenta que puedan producirse retrasos, está previsto que ambos jóvenes sean enterrados en el cementerio de Pontecesures en la tarde del sábado. Aunque Alberto Chaves era originario del municipio coruñés de Rianxo, había establecido su domicilio en España en Pontecesures, de donde era María González, y donde está previsto que descansen los dos.

Los restos mortales de la pareja saldrán en torno a las 18.00 horas del sábado desde el tanatorio de Iria Flavia hasta la Iglesia de San Xulián de Pontecesures, donde, a las 18.30 horas, habrá una misa funeral en su memoria, que presidirá el arzobispo de Santiago, Julián Barrio. 

El embajador español en Nueva Delhi, con jurisdicción sobre Sri Lanka, José Ramón Barañano, subrayó que las dos víctimas españolas están "100% identificadas" después de que se cotejaran sus huellas dactilares, algo que se suma a la "certeza" inicial sobre sus identidades.

Con un total de 359 muertos y alrededor de 500 heridos por los atentados en tres hoteles de lujo y tres iglesias de manera casi simultánea el domingo en Sri Lanka, las labores de identificación de los dos españoles no fueron sencillas.

Desde que el domingo por la tarde llegó a Colombo el encargado para Sri Lanka de la embajada española en Nueva Delhi, el diplomático Ignacio Vitórica, éste centró sus esfuerzos en localizar posibles víctimas españolas, explicó Barañano.

El primer objetivo, detalló, fue revisar las listas de huéspedes en los tres hoteles de lujo atacados, ya que en las iglesias afectadas las posibilidades de que hubiera españoles eran menores.

"Así pudimos delimitar mucho más las sospechas de que hubiera pasado algo. Esos datos se cotejaron con los datos que se recibían de la morgue. No fue un trabajo fácil para Iñaki (Ignacio Vitórica), que estuvo varias veces en la morgue reconociendo cadáveres y chequeando en los hoteles y en los hospitales", reconoció el embajador.

Hasta que, con las fotografías que les habían facilitado, el diplomático español, en colaboración con la cónsul honoraria de España en el país, Priya Jayawardena, localizó a la pareja de gallegos.

Además "datos como los tatuajes permitieron una enorme certeza de que se trataba de dos personas concretas y que eran españoles", reveló.

Barañano recordó que la pareja de gallegos se encontraban hospedados en el hotel Kingsbury cuando poco antes de las 9 de la mañana, mientras se encontraban en el restaurante del hotel para desayunar, se inmoló un terrorista suicida con sus cargas explosivas.

"Llevaban como cinco o seis días (en Sri Lanka) y era su último día", lamentó el embajador.

Alberto Chaves, originario del municipio de Rianxo, trabajaba en una empresa dedicada a los productos congelados del mar en el sur de la India y acudió a la vecina Sri Lanka de vacaciones aprovechando una visita desde España de su novia, María González, residente en la localidad de Pontecesures.

"Es un horror, es un disparate, que no ha hecho nada más que hacer sufrir a 800 familias sin ningún sentido y probablemente tenga un impacto muy negativo en un país que estaba saliendo de la crisis tras 30 años de guerra", afirmó sobre los atentados.

Ahora, señaló, habrá "un número determinado de turistas que se lo piense dos veces" antes de viajar a la isla, que se estaba consolidando como uno de los principales destinos turísticos de Asia por sus playas, campos de té y riqueza cultural.

Además de los 92 españoles residentes en Sri Lanka, en el momento de la serie de atentados había en la isla más de un millar de turistas procedentes de España, subrayó el embajador.

Además, anunció, "el Gobierno de Sri Lanka acababa de levantar el visado para españoles", una decisión, precisó, tomada antes de los atentados.

Las víctimas de Sri Lanka serán veladas en Padrón y enterradas en...
Comentarios