Los concellos denuncian el paso de quads y la actividad cinegética en la Vía Verde

La Guardia Civil y la Policía incrementarán la vigilancia para erradicar unos usos que están prohibidos y ponen en peligro a los viandantes
Imagen de un tramo de la senda en el municipio de Caldas de Reis. L.Q.
photo_camera Imagen de un tramo de la senda en el municipio de Caldas de Reis. L.Q.

Varios vecinos cuyos domicilios se encuentran en los municipios por los que discurre el trazado de la Vía Verde do Salnés (Portas, Caldas de Reis y Vilagarcía) denunciaron ante sus respectivos concellos el paso de quads circulando a velocidades bastante elevadas por la senda peatonal, así como la presencia de cazadores realizando la actividad cinegética desde su trazado.

Una vez comprobada la existencia de testigos, tanto en el municipio de Vilagarcía, como en los de Caldas de Reis y Portas, los gobiernos locales alertaron a la Policía y al Servizo de Protección da Natureza de la Guardia Civil de una situación que conlleva un gran peligro para las personas que recorren a diario esta vía.

Para atajar la situación y ponerle fin, será intensificada la vigilancia sancionados todos los usos y prácticas indebidas detectadas.

Las administraciones locales de los tres municipios recuerdan que la Vía Verde es una senda de uso peatonal, en la que el único vehículo cuyo uso está permitido es la bicicleta, siempre que circule a velocidad de paseo.

También advierten de que las normas están perfectamente indicadas nos paneles que se distribuyen a largo de los algo más de nueve kilómetros de esta infraestructura, "polo que son de sobra coñecidas", argumentan.

Los responsables municipales apuntan que la Vía Verde do Salnés es la primera de estas características que discurre íntegramente por el territorio gallego, y es "un recurso turístico moi importante e de gran valor para os tres concellos e as zonas limítrofes debido ao seu atractivo natural, paisaxístico, patrimonial e etnográfico".

Por otra parte, también permite "a saudable practica de camiñar ou correr por un espazo natural e ao aire libre, actividade esta máis en valor, si cabe en tempos de pandemia", añaden los concellos.

La suma de estas razones hace que la Vía Verde se convirtiese en un paseo muy frecuentado a diario por los vecinos de los municipios de la zona, afluencia que se incrementa los fines de semana con a presencia de muchas familias. El paso de quads y a práctica de la caza en la senda supone un grave riesgo para sus usuarios, una situación que están dispuestos a impedir que se repita.

Comentarios