Martes. 20.11.2018 |
El tiempo
Martes. 20.11.2018
El tiempo

Cuntis reconoce la trayectoria de seis décadas del Restaurante Buján Carbia

Higinio Buján atiende a unos clientes detrás de la barra. CEDIDA
Higinio Buján atiende a unos clientes detrás de la barra. CEDIDA

▶ Higinio Buján y María Luz Castro recibirán el galardón durante la Gala do Chapante

¿Quién iba a decirle a Higinio Buján Carbia que el atropello de una de las dos vacas que tenía su familia, cuando era un niño, iba a convertirse en el punto de partida de un largo y exitoso proyecto hostelero?

En compañía de su esposa, María Luz Castro Sueiro, subirá este viernes al escenario del Centro Sociocultural Patelas para recoger el galardón de la Gala do Chapante, instituido por el Concello de Cuntis con el objetivo de reconocer la labor que realiza este sector.

Corría el año 1955 cuando se produjo el accidente que se saldó con daños en un camión, valorados en 250 pesetas, y una vaca con una pata rota que fue necesario sacrificar y era propiedad de los padres de Higinio, que entonces regentaban una taberna, llamada Casa Fina, en la que se podía encontrar de todo, como era habitual en aquellos tiempos.

Manolo de Peña -el conductor del vehículo, que transportaba vigas para la estación del tren de Portas y regresaba a Lalín, su lugar de residencia, con fertilizantes para el campo que recogía en la Fábrica Cross, de Pontevedra- e Higinio hicieron buenas migas y compartieron una comida en la taberna situada en A Anllada.

Tan satisfecho quedó Peña que lo pregonó a los cuatro vientos entre sus compañeros de profesión. Que la taberna estuviese a un lado de la N-640 y dispusiese de un aparcamiento hizo el resto. La demanda aconsejó a Higinio replantearse el negocio, apostando por la restauración.

La actividad fue incesante, primero ofreciendo un abundante y suculento menú del día y, cuando se percataron de que apenas tenían competencia y de que la fama había llegado lejos, decidieron elaborar una serie de platos especiales destinados a un sector nuevo, la clientela que se desplazaba hasta este establecimiento durante los fines de semana.

Entonces empezaron a cocinar mariscos, pescados y varios tipos de carnes, además de elaborar empanadas. Esto ocurrió en el año 1974, al igual que el cambio de nombre, porque fue entonces cuando dejó de llamarse Casa Fina, en memoria de su madre, para convertirse en el Restaurante Buján Carbia.

La mano de María Luz no tardó en dejarse notar, porque empezó a elaborar deliciosos postres caseros, como leche frita, tarta de almendra, torta de fresa con nata, tocino del cielo o flan de queso. Ella e Higinio, que tenía siete años cuando el atropello de una vaca, que fue necesario sacrificar porque entonces no estaba abierto el matadero de O Porriño, fueron los protagonistas del cambio.

Ambos regentan el restaurante que acredita la trayectoria más larga del municipio, con sus 63 años de historia, al que acuden a comer los hijos y los nietos de Manolo de Peña, en cuyo entierro, celebrado hace menos de un año, estuvieron presentes.

Cuando está a punto de jubilarse, el Concello de Cuntis acordó instituir un galardón cuyo primer destinatario es su restaurante. Higinio subraya su "agradecimiento" por haber sido elegido, mientras que el alcalde, Manuel Campos, expone que la decisión fue adoptada teniendo que dedicaron sus vidas a la restauración, llegando a convertir el Restaurante Buján Carbia en un sinónimo del municipio. "Moitos veñen por primeira vez a Cuntis preguntando polo restaurante", señala el regidor.

Cuntis reconoce la trayectoria de seis décadas del Restaurante...
Comentarios