Viernes. 21.09.2018 |
El tiempo
Viernes. 21.09.2018
El tiempo

El curso del servicio educativo de Caldas comenzó con 18 alumnos y acaba con 24

En las actividades de refuerzo participan alumnos de distintas edades y niveles formativos. CEDIDA
En las actividades de refuerzo participan alumnos de distintas edades y niveles formativos. CEDIDA

La iniciativa de la Concellería de Benestar Social, Igualdade e Sanidade alcanza su sexto año de actividad y persigue reducir el fracaso escolar mediante el trabajo de cuatro voluntarios

El incremento del fracaso escolar, que el Concello de Caldas de Reis califica de "preocupante", es el motivo por el que la Concellería de Benestar Social, Igualdade e Sanidade puso en marcha un servicio municipal de refuerzo, con la finalidad de evitar que se mantenga una tendencia cuya consecuencia es que un número importante de estudiantes se encuentren ante notables dificultades para lograr su integración laboral y social.

El departamento de Servizos Sociais, con la intención de reducir, en la medida de sus posibilidades, esta situación, puso en marcha este servicio de refuerzo educativo en el año 2012 para favorecer que los jóvenes cuyas familias non cuenten con suficientes recursos económicos o académicos para apoyarlos en el ámbito escolar puedan estar a la altura de las exigencias que plantea.

INCÓGNITA. Lo que comenzó como una idea cuyo futuro era una incógnita, se fue consolidando hasta llegar al curso 2017-18, en la que se celebró su sexta edición.

Este servicio es una acción complementaria y de apoyo a la realizada en los centros educativos, para proporcionar una intervención que, coordinándose con los mismos, intenta ir más allá del ámbito académico, apoyando al alumnado a través del refuerzo de los contenidos escolares e incrementando su motivación y concentración, además de ofrecer una visión integral que favorezca la adquisición de una mayor autonomía, habilidades sociales y la reducción o prevención de conductas de riesgo.

Por otra parte, su programa impulsa la implicación y participación activa de las familias en el proceso escolar de sus hijos.

Las actividades comenzaron el día 2 de octubre de 2017 y finalizaron el 15 y se celebraron en la sala de usos múltiples del Centro de Información ás Mulleres. Cuando comenzó el curso eran 18 los participantes, y cuando concluyó eran 24, con niveles desde tercero de Educación Primaria a primero de Bacharelato. Cuatro personas se encargaron de impartirlas: una coordinadora y tres voluntarias.

Una apuesta que persigue la formación global
Las sesiones se celebraron de lunes a viernes, en un horario comprendido entre las 16.00 y las 20.30 horas, con una duración de entre una hora y hora y media, dependiendo del grupo de participantes y de la disponibilidad de los mismos. Aumentar su potencial para superar las dificultades académicas, sociales y familiares, propiciar que los participantes se sientan protagonistas de su proceso de aprendizaje, dotar a los alumnos de los recursos necesarios para que mejoren la organización de su tiempo y mejorar su capacidad de atención y concentración son algunos de los objetivos, además de reforzar los contenidos académicos, darles a conocer el uso de las técnicas de estudio autónomo e incrementar también su capacidad de comunicación, empatía y asertividad, así como su control de las emociones.

El curso del servicio educativo de Caldas comenzó con 18 alumnos y...
Comentarios