jueves. 01.10.2020 |
El tiempo
jueves. 01.10.2020
El tiempo

Los contagios en el brote de Caldas se elevan a doce y hay 14 personas en seguimiento

Una enfermera toma una muestra a un usuario del Covid-Auto. RAFA FARIÑA
Una enfermera toma una muestra a un usuario del Covid-Auto. RAFA FARIÑA
Sospechan que el inicio del foco está en un trabajador del Puerto de Vilagarcía, que contagió a varios familiares ► Hay 14 personas en seguimiento

El área sanitaria de Pontevedra y O Salnés ya no puede presumir de estar libre de brotes ni sostener que el incremento de contagios es mero goteo. Fuentes oficiales confirmaron este jueves la detección del primer brote del área desde el inicio de la pandemia, localizado en Caldas de Reis. En un primer momento fueron diez positivos.

Este viernes, a primera hora, eran 12, dos más. Todos están aislados y ninguno hospitalizado.
Además, el servicio de Alertas Epidemiologicas mantiene seguimiento a otros 14 contactos de estos 12 casos.

ÁREA SANITARIA. Este brote hace disparar el total de casos de activos hasta el medio centenar, el mismo el mismo volumen de contagiados que se registraba en la tercera semana de marzo, cuando la pandemia empezaba a coger impulso en el área. La diferencia es que entonces había un mayor número de hospitalizaciones. El 19 de marzo, por ejemplo, había constancia de 59 casos activos y 11 ingresados y actualmente solo se ha notificado un ingreso, en el Hospital Montecelo, de un paciente que lleva tiempo en planta.

La subida de casos implica el mayor incremento registrado desde el pasado 2 de julio, cuando la gráfica empezó a invertirse y la curva descendente de casos dio un giro hacia un nuevo ascenso de positivos.

BROTE. El origen del brote parece estar localizado en un trabajador del Puerto de Vilagarcía de Arousa que, según fuentes consultadas, pudo contagiar a su mujer y a un grupo de familiares, todos de origen sudamericano y residentes en Caldas de Reis, donde viven en "dos edificaciones". En total son diez personas que, según las mismas fuentes, guardan vínculos familiares.

El total de casos activos roza ya los 50, entre los que abundan contagios "importados" y "contactos" de infectados detectados en los rastreos

El positivo de la mujer motivó el cierre preventivo de un céntrico bar-restaurante de la villa caldense, donde trabaja como camarera. Los propietarios ya se han hecho las pruebas oportunas y ambos han dado negativo, pero la noticia les animó a cerrar las puertas hace un par de días de forma provisional.

El Concello de Caldas dará este viernes salida a una desinfección masiva del pueblo, que ya fue anunciada en el Pleno del pasado viernes, pero que ahora cobra más urgencia por la detección del brote. Además, las fuerzas de seguridad han recibido la orden de vigilar que las personas contagiadas cumplen la cuarentena siguiendo las recomendaciones de las administraciones sanitarias.

La evolución de la pandemia preocupa dentro y fuera del ámbito sanitario, pero al margen de este brote, aparentemente de carácter familiar, el área de Pontevedra y O Salnés sigue esquivando los focos de contagio que se están originando en lugares y contextos de otros territorios en los que se estrecha la convivencia, como son el ocio nocturno o los gimnasios. Según explican fuentes sanitarias, "los casos identificados últimamente son sobre todo importados", procedentes de otros países o comunidades, así como contactos cercanos, sobre todo familiares y convivientes de contagiados que se revelan como positivos en las labores de rastreo.

FOCOS. Entre los casos recientes han trascendido positivos procedentes de Madrid y Barcelona, y de algunos países como México o Brasil. Algunos pisan las Rías Baixas por primera vez, pero buena parte son habituales de los veranos pontevedreses, con segunda residencia y familia en la provincia. También destaca el peso de los casos detectados entre trabajadores del mar, sobre todo en marineros procedentes de Senegal, pero no se llegó a probar en su entorno la existencia de transmisión comunitaria.

El jefe de Medicina Preventiva del Área Sanitaria, Javier Paz Esquete, confirma que "efectivamente" no hay constancia en el área de "brotes asociados a lugares de ocio nocturno, gimnasios o entornos similares". A su juicio, esto "puede ser indicio de que, en general, dichos negocios y sus responsables están haciendo las cosas bien en cuanto aplicar y observar las medidas de prevención, y de que sus usuarios, tanto ciudadanos del área como visitantes, están siendo responsables, más allá de inevitables incumplimientos puntuales de las recomendaciones". Ahora bien, tampoco descarta la baza del azar y que esta realidad se deba a que "sencillamente hayamos tenido suerte".

Lo que no tolera Esquete es "caer en triunfalismos" ni "bajar la guardia", menos aún en los escenarios calientes: "Es evidente que los lugares de ocio nocturno, por sus características y actividades, íntimamente ligadas a las relaciones sociales, son puntos de riesgo para la transmisión del coronavirus. Escarmentemos en cabeza ajena y tengamos en cuenta lo que ha ocurrido en otras comunidades. Debemos seguir vigilantes y ser lo más rigurosos posibles a la hora de aplicar las medidas de prevención. Es responsabilidad de todos (...) En definitiva, mucho sentidiño...".

Los contagios en el brote de Caldas se elevan a doce y hay 14...
Comentarios