miércoles. 18.05.2022 |
El tiempo
miércoles. 18.05.2022
El tiempo

Dos empresas aspiran a hacerse con la titularidad del Sagrado Corazón do Deza

Exterior del colegio Sagrado Corazón do Deza. DP
Exterior del colegio Sagrado Corazón do Deza. DP

El Juzgado de lo Mercantil número 2 resolverá el concurso de acreedores en próximas semanas

El proceso concursal en el que se encuentra inmerso desde febrero el colegio Sagrado Corazón do Deza encara su recta final. El despacho vigués de abogados Lener, que lleva la administración concursal, ya ha remitido al Juzgado de lo Mecantil número 2 su informe sobre la situación económica del centro de Lalín, que acumula una deuda de 2,1 millones de euros

Ahora, el magistrado se encuentra ante una doble posibilidad que deberá resolver en las próximas semanas: firmar un convenio entre las partes (que no parece viable) o una liquidación que pasa por la venta total de las instalaciones, opción que aconsejan los propios administradores concursales, puesto que supondría una solución definitiva al futuro del colegio. 

Ahí entran en juego las dos novias que se le han presentado al Sagrado Corazón do Deza. Por una parte, la oferta que encabeza Venancio Salcines, socio del Centro de Estudios Superiores Universitarios de Galicia (Cesuga), que cuenta con una amplia experiencia en el sector de la docencia de más de 25 años. Su alianza con empresas gallegas le ha permitido ampliar su oferta a convenios, prácticas de alumnos e inserción laboral, ofreciendo "un proyecto ambicioso que permitirá asumir nuevos retos, abrir nuevas vías de colaboración y ampliar la oferta formativa", según explica la entidad. 

Los administradores concursales recogen en su informe económico que la deuda del centro asciende a 2,1 millones de euros

El objetivo es ampliar su oferta de grados, másteres y doctorados "volcada en la excelencia formativa y en los aspectos sociales y de compromiso con la comunidad". 

El propio Salcines ha solicitado una reunión para este jueves con el comité de empresa del centro para exponerle su proyecto. 

La segunda aspirante a adquirir el colegio lalinense es Scientia School. En su web se define como operadora de centros de enseñanza "con el expertise (pericia) en la recuperación de colegios distress (en dificultades económicas), que no cuentan con recursos humanos y económicos suficientes, preservando sus valores, ideario y proyecto educativo". 

Sin embargo, esta opción ha provocado el recelo de la comunidad educativa, debido a que se ha relacionado a la empresa matriz, el grupo inversor Atlas Holdings, con fiascos financieros (caso Hedonai) o más recientemente un escándalo muy mediático en México vinculado a una franquicia de centros de belleza llamados Neoskin, que fundó el administrador de Atlas.

Dos empresas aspiran a hacerse con la titularidad del Sagrado...
Comentarios