Jueves. 15.11.2018 |
El tiempo
Jueves. 15.11.2018
El tiempo

A Estrada recrea un día sin comercio para alertar de la crítica situación del sector

Esquelas y carteles con lemas para invitar a la reflexión tomaron este jueves los escaparates de A Estrada. PATRICIA FIGUEIRAS
Esquelas y carteles con lemas para invitar a la reflexión tomaron este jueves los escaparates de A Estrada. PATRICIA FIGUEIRAS

Noventa establecimientos adheridos a ACOE y otros a título individual empapelan escaparates simulando el cierre para concienciar sobre su importancia para la economía de la localidad

Escaparates empapelados como si el comercio cesase su actividad y en las cristaleras, mensajes como "Somos moito máis que comercio", "Ti fas posible o comercio local", "Imaxina un pobo sen comercio", "Xuntos conseguimos que o pobo teña vida" o esquelas con el lema "O comercio está morrendo". Así amaneció este jueves un gran número de establecimientos y negocios de hostelería del casco urbano de A Estrada, que quisieron simular el cierre del comercio local para concienciar a la clientela sobre la importancia que el sector tiene en la economía. Por la tarde, de 19.00 a 22.00 horas, la mitad de las luces de las calles y los rótulos de las tiendas se apagaron, y los negocios cerraron.

Noventa negocios de los 170 adheridos a la Asociación de Comerciantes da Estrada (ACOE) y otros a título individual se sumaron a esta campaña, que secundaron junto a otros centros comerciales abiertos de Galicia. "É moi fácil darlle ó botón e que che manden as cousas á casa, pero é un erro por parte do cliente porque en moitas ocasións está mercando máis caro. Contra iso non podemos competir, pero a xente ten que darse conta de que como así, a curto prazo os pobos morren", explica el presidente de ACOE, Alfredo González.

"Os últimos dous anos están sendo tremendamente malos. É un problema xa a nivel nacional", admite. En ese tiempo, en A Estrada han cerrado alrededor de 60 comercios y han abierto unos 40, en un sector que genera unos 1.000 puestos de trabajo. "Pero xa non son só esas familias, son os transportistas que nos veñen traer mercancía, que quedarían sen emprego; as estacións de servizo venderían a metade, a restauración sobraría porque os comerciais consumen aquí, etc", señala.

BAJOS CAROS Y VACÍOS. Según González, en la principal calle comercial de la villa (desde la Porta so Sol a la Farola) hay 35 bajos vacíos y muchos de ellos sin acondicionar, lo que repercute negativamente en la imagen del pueblo. Ya hace un año que ha pedido al Concello que intermedie con los propietarios para que, o bien ofrezcan un precio de alquiler asequible o bien mejoren la estética exterior de los locales. "Na media do posible o Concello sempre nos axuda no que lle pedimos, pero sobre isto último non hai resultados".

La peatonalización de al menos una calle y más plazas de aparcamiento son otras de las reivindicaciones del comercio estradense.

A Estrada recrea un día sin comercio para alertar de la crítica...
Comentarios