Polémica por la construcción del nuevo comedor del colegio Alfonso VII de Caldas

El teniente de alcalde de Caldas recuerda que el compromiso era que estaría operativo este curso y fue adquirido en una reunión con presencia de representantes de la comunidad escolar
Imagen de la fachada central del centro educativo caldense. GONZALO GARCÍA
photo_camera Imagen de la fachada central del centro educativo caldense. GONZALO GARCÍA

Si la Consellería de Cultura, Educación, Formación Profesional e Universidades hubiese cumplido su compromiso, el Colexio Público de Educación Infantil Plurilingüe Alfonso VII, de Caldas de Reis, contaría a estas alturas del año con un comedor ampliado.

Esta conclusión fue hecha pública ayer por el teniente de alcalde, Manuel Fariña, después de que el delegado de la Consellería, César Pérez, hubiese condicionado la ejecución de la obra a la entrega de un informe sobre la viabilidad urbanística de esta iniciativa, por parte de la Administración local.

El edil asegura que Educación afirmó, ante los representantes de los profesores y los alumnos que el centro dispondría de un nuevo comedor, y lo hizo en una reunión celebrada en Pontevedra en el mes de octubre del año 2022.

La Consellería justifica la necesidad de disponer del citado documento por la proximidad con las instalaciones del cementerio y de la carballeira, y el concelleiro mantiene que, si la Administración local tiene la obligación de entregárselos, "tivo tempo de sobra para pedilos", y apuntó que este jueves no habían recibido requerimiento alguno para hacerlo.

No obstante, también dejó clara la disposición de la Administración local a hacerlo en cuanto Educación le haga llegar la demanda, aunque plantea la posibilidad de que pueda ser Patrimonio de al Xunta el organismo que tenga la última palabra en este tema.

Fariña apunta, también, que en el supuesto de que la proximidad del cementerio y la carballeira fueran un obstáculo para llevar a cabo la obra, cabría la posibilidad de ejecutarla ampliando las instalaciones en cualquiera de las otras tres fachadas. Son las mismas limitaciones que tiene otra ampliación que está en marcha, la del IES Aquis Celenis, subrayó.

Respecto a la firma de un convenio, Manuel Fariña mantiene que la financiación de la sobras corresponde íntegramente a la Xunta de Galicia, ya que no se trata de la realización de trabajos de mantenimiento, sino de una obra nueva.

Después de reiterar la disposición del Concello a entregarle la documentación que le solicite, teniente de alcalde hizo pública su sospecha de que desde la Consellería de Educación "estén enredando", por lo que pidió as sus responsables que "se non o queren facer, que o digan xa".

Comentarios