miércoles. 23.10.2019 |
El tiempo
miércoles. 23.10.2019
El tiempo

La heroína incautada en Caldas fue cargada en Bulgaria y recorrió media Europa

Vista del juicio contra los doce acusados de integrar una organización que en 2017 intentó introducir en Galicia 60 kilos de heroína. SALVADOR SAS (EFE)
Vista del juicio contra los doce acusados de integrar una organización que en 2017 intentó introducir en Galicia 60 kilos de heroína. SALVADOR SAS (EFE)
El dueño del camión asegura que los conductores desconocían que llevaban 60 kilos de droga 

Los casi 60 kilos de heroína intervenidos por las fuerzas policiales en una nave de Caldas de Reis en agosto de 2017, y por los que está siendo juzgada una docena de personas en la Audiencia de Pontevedra, fue cargada en el remolque de un camión en Bulgaria, y recorrió media Europa, pasando por diversos controles, antes de llegar a Galicia.

Así lo han confirmado varios de los acusados, que este martes han declarado ante el tribunal, en el juicio que se sigue por esta causa en la sección quinta de la Audiencia (con sede en Vigo), y en el que el Fiscal pide penas que suman 132 años de cárcel para los 12 procesados por los delitos de tráfico de drogas e integración en grupo criminal.

En la jornada de este martes han ofrecido su relato ante los magistrados los dos conductores del camión en el que se encontró la droga, así como el dueño del vehículo, un mecánico y un joven que actuaba como contacto de los proveedores de la heroína; todos ellos de nacionalidad búlgara.

El propietario del camión que se utilizó en esta operación, Ivailo I.M., ha explicado que otro de los acusados contactó con los proveedores de la droga y que éstos se encargaron de preparar un habitáculo disimulado en el remolque del vehículo, donde se introdujeron más de 100 paquetes de heroína.

Con esa carga, y sin que los conductores conocieran la presencia de la droga, el camión salió de Bulgaria y pasó por Rumanía, Hungría, República Checa, Eslovaquia y llegó a Alemania, donde dejó un cargamento de vasos.

Posteriormente, se cargaron 22 toneladas de chocolate de una conocida marca y, a través de Francia, se llevaron a Madrid. Desde la capital, y con la excusa de que había que arreglar una avería en el camión y cargar vino en Galicia, Ivailo I.M. dio instrucciones a los conductores para que se dirigieran a la Comunidad gallega. 

En todo el trayecto recorrido por el camión, miles de kilómetros, los conductores, según el testimonio del dueño del vehículo, desconocían que llevaban la heroína. De hecho, el remolque pasó inspecciones e incluso un escáner en Alemania, sin que nadie descubriese la carga de droga.

IMPLICACIÓN DE CIUDADANOS BÚLGAROS

Este acusado ha reconocido ante el tribunal que solo él, y su compatriota Ivan D.Y. sabían que el camión transportaba la droga, aunque tampoco eran conocedores del tipo de droga que llevaba, y ha exculpado al resto de acusados búlgaros.

Ivan D.Y. ha declarado que los proveedores de la droga le prometieron 10.000 euros por participar en esta operación, y también ha confirmado que, cuando llegó a la nave de Caldas de Reis para supervisar la entrega de la droga, fue el abogado vigués Manuel E.M. el que les entregó la bolsa con el dinero para pagar la heroína.

Por otra parte, este martes ha prestado también declaración el acusado Iván Manuel M.P., vecino de Vilanova de Arousa, quien ha reconocido que participó en el plan porque necesitaba el dinero.

Según su testimonio, desconocía los detalles del cargamento (aunque sospechaba que se trataba de "droga" o "algo ilegal"), pero aun sabiéndolo con certeza lo habría hecho porque tenía "una mala situación económica". "Estoy arrepentido, ha sido el mayor error de mi vida", ha proclamado ante la sala.

La heroína incautada en Caldas fue cargada en Bulgaria y recorrió...