Jueves. 27.06.2019 |
El tiempo
Jueves. 27.06.2019
El tiempo

Imputan a la madre de un niño de 15 años por no vigilarle el Instagram

La Guardia Civil investiga el caso. DP
La Guardia Civil investiga el caso. DP

El adolescente envió mensajes a una joven de 13 exigiéndole imágenes de carácter sexual bajo la amenaza de difundir una de la denunciante

Las dificultades para que los padres regulen las actividades de sus hijos en edad adolescente en las redes sociales están a la orden del día. Nativos digitales en hogares en los que muchos de sus tutores tienen problemas para adaptarse a la revolución tecnológica constituyen un grupo social en el que las actividades ilícitas van en aumento. Eso es lo sucedió en un hogar de las inmediaciones de A Estada, donde una menor de 13 años denunció que estaba siendo coaccionada por otro menor, en este caso de 15, exigiéndole imágenes de contenido sexual implícito. La inmediata investigación de los especialistas del Equipo de Investigación Tecnológica de la Guardia Civil de Pontevedra se tradujeron en la operación Lóstrego, que culminó con la investigación del presunto autor de los hechos, que responderá ante la Fiscalía de Menores, pero también de su progenitora, que, como titular de la red wifi en la que se conectaba el sospechoso, acaba como investigada por un supuesto delito contra la  integridad e indemnidad sexual.

Los hechos que llegaron a la Comandancia pontevedresa en febrero revelaban la existencia de varios mensajes a través del perfil de Instagram del quinceañero en los que le exigía fotografías "íntimas de carácter sexual, con la amenaza explícita de que si no lo hacía difundiría una fotografía de los genitales de la menor".

Las pesquisas efectuadas por los funcionarios del Instituto Armado concluyeron que madre e hijo son responsables de lo sucedido, sin prejuicio de lo que determinen posteriores investigaciones. plan director. La Guardia Civil informa a todos los ciudadanos que periódicamente lleva a cabo charlas informativas para prevenir a los jóvenes acerca de los riesgos presentes cuando se realiza un uso irresponsable de Internet y de las nuevas tecnologías, como, al parecer, sucedió en este caso. Son los mismos especialistas del Edite de la Comandancia quienes se desplazan a los distintos centros escolares y, paralelamente, también instruyen a los tutores para su control.

Imputan a la madre de un niño de 15 años por no vigilarle el Instagram