Martes. 16.01.2018 |
El tiempo
Martes. 16.01.2018
El tiempo

El juzgado ordena ampliar informes sobre el hackeo en A Estrada

Entrada principal del instituto estradense Manuel García Barros. PATRI FIGUEIRAS
Entrada principal del instituto estradense Manuel García Barros. PATRI FIGUEIRAS

Declara "compleja" la causa por la que se detuvo a alumnos del instituto García Barros por acceder a cuentas de correo de docentes

El caso del hackeo masivo practicado a cuentas de correo electrónico de docentes del instituto estradense Manuel García Barros por parte, presuntamente, de alumnos continúa su tramitación judicial. Una vez concluida la toma de declaración a los investigados y a los perjudicados, el pasado mes de octubre trascendió que el Juzgado de Instrucción Nú- mero 2 de A Estrada dio traslado a la Fiscalía para que se pronunciase sobre si consideraba necesario realizar nuevas diligencias sobre la causa, que se sigue por un presunto delito de descubrimiento y revelación de secretos y acceso no autorizado a equipos informáticos. Finalmente, la Fiscalía sí pidió la ampliación de dos informes de la Guardia Civil y que la causa se declarase "compleja", solicitud que ha aceptado Su Señoría.

La declaración de la causa como "compleja" obedece a una mera cuestión de plazos. Según la última reforma del Código Penal, las instrucciones deben realizarse en seis meses, salvo que se declare la complejidad de las mismas, como es el caso de esta de A Estrada. Hay que tener en cuenta que el juzgado recibió a finales de junio del pasado año el atestado de la Guardia Civil y que, una vez aceptada la petición de la Fiscalía de ampliación de informes, ese plazo de seis meses resulta insuficiente para finalizar la instrucción.

La investigación se inició tras la denuncia presentada en mayo por profesores del instituto, que detectaron un acceso ilícito tanto a sus cuentas de correos corporativos como al correo del centro. Los alumnos pretendían conseguir exámenes del mayor número de asignaturas posibles. Como consecuencia, fueron detenidos cinco estudiantes (dos de ellos menores de edad) y otras diez personas fueron investigadas (nueve alumnos y una vecina de A Estrada que daba clases particulares).

El juzgado ordena ampliar informes sobre el hackeo en A Estrada