miércoles. 27.01.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.01.2021
El tiempo

La huella de Jenaro de la Fuente

El edificio de Vilagarcía. F.S.
El edificio de Vilagarcía. F.S.

La casa de Laureano Salgado, la que estaba situada frente a esta mansión, el chalet ‘Villa Augusta’ y el Hotel Balneario Acuña llevan la firma del maestro de obras asentado en Vigo

Jenaro de la Fuente Domínguez nació en Villa de Torquemada (Palencia), donde una benefactora le costeó sus estudios, aunque según la hoja de servicios del Ejército lo hizo en Valladolid el día 19 de septiembre del año 1851. A los 19 o 20 obtuvo el título de maestro de obras (equivalente al de aparejador actualmente), y fue nombrado maestro, con destino en Vigo, en 1874. En 1886 se casó con Isolina Alvarez y Moyano, con la que tuvo cuatro hijos, y falleció once años después, mientras que Jenaro murió en 1922.

Compaginó una ingente labor constructiva civil con su empleo en el Ayuntamiento como director facultativo de obras, desde 1894 hasta su muerte, y fue profesor e ingeniero militar. También estuvo muy presente en la vida social y cultural. Le gustaba la fotografía, la música y la astronomía.

Ostentó el cargo de director facultativo de obras en Vigo y su firma está presente en varios edificios construidos en esta ciudad

La normativa en vigor permitía a los maestros de obras proyectar construcciones de propiedad particular, pero no las obras oficiales o de carácter público, aunque fueran de propiedad particular, y su puesto lo llevó a encargarse de numerosas iniciativas en Vigo.

Jenaro de la Fuente fue un autodidacta que se instruyó a través de revistas y de otras publicaciones. Pero la Sociedad de Arquitectos de Galicia lo demandó, por considerar que se excedía en sus funciones y por realizar trabajos que no eran de su competencia. Varias sentencias ratificaron esa tesis, pero el Ayuntamiento de Vigo lo apoyó y continuó en su puesto realizando obra pública.

ILUSTRACIÓN EN VIGO. Entre finales del siglo XIX y comienzos del XX se produce en Vigo una etapa ilustrada. En ese período de desarrollo urbanístico y de edificación, comercial, industrial, social y cultural, trabajan en la ciudad sobre todo los proyectistas Jenaro de la Fuente y Miguel Pacewicz y, en menor medida otros arquitectos que, con sus hermosos edificios, van engalanando las calles.
Pero los proyectos de Jenaro de al Fuente no solo se plasmaron en esta ciudad. En Caldas de Reis y en Vilagarcía también hay huellas de su creatividad.

En la villa termal, Laureano Salgado construyó su mansión en 1900, de planta baja, un piso y desván, con cubierta de pizarra amansardada, buhardillas y una cúpula coronada en la esquina.

"Es de piedra granito finamente labrado con sillares rehundidos en el chaflán semicircular y laterales de un solo vano en las dos fachadas principales. Su estilo ecléctico le permite la utilización de variados elementos arquitectónicos y decorativos", expone Jaime Garrido en un libro.

Las puertas fueron obra del tallista de Santiago Jesús Landeira autor, entre otros trabajos, del mausoleo para Rosalía de Castro en el Panteón de Galegos Ilustres, agrega.

Otro edificio suyo, fue el que estaba separado de la mansión de Laureano Salgado por una calle y fue demolido.

La Sociedad de Arquitectos de Galicia lo demandó al considerar que realizaba trabajos que no eran de su competencia

Elisardo Domínguez hizo posible el resurgir el antiguo y viejo caserón de los baños de Acuña, que se convirtió en el Hotel-Balneario Acuña el 1 de julio de 1906, con habitaciones con todo confort para 100 huéspedes, terraza, restaurant, teatro, billares, salón de lectura, además de un departamento de baños y aguas con toda clase de adelantos que la higiene moderna y el lujo de la época exigían. Tiene una gran galería en la fachada norte. Consta de sótano, planta baja, tres pisos y planta abuhardillada. La fachada principal tiene un cuerpo destacado en el centro, compuesto por tres vanos, y dos cuerpos laterales. El esquinal izquierdo es redondeado.

Cabe gran posibilidad de que este edificio también obra suya por los resaltos en los dinteles y la gran variedad de los mismos, junto con los círculos entrelazados de los petriles que utiliza en algunos edificios de Vigo.

El chalet Villa Augusta, en A Veiga, me informa Jaime Garrido que se puede afirmar que fue construido con un proyecto suyo. Fue edificado a principios del siglo XX, por encargo de Modesto Martínez, alcalde de Caldas de Reis. Tomó como modelo el chalet que en Poio había proyectado para Augusto González Besada.

En Vilagarcía figura la ampliación del edificio de la Aduana, que constaba de planta baja, un primer piso completo y parte de un segundo donde desaparecen las connotaciones modernistas y tiene dos pabellones laterales más salientes de la fachada principal y la posterior. Actualmente fue remodelado para usos sociales.

El Balneario La Concha de Arosa, asentado sobre palafitos sobre la ría de Arousa, en Vilagarcía, fue un proyecto suyo

La Concha de Arosa. La Casa de Baños La Concha de Arosa es también, con toda probabilidad, de Jenaro de la Fuente, afirma Jaime Garrido, ya que los hermanos José y Laureano Salgado, sus promotores, eran sus clientes.

Fue inaugurado en 1888 la que se dijo entonces que sería la mejor casa de baños de la península. A pesar de ser de madera, había de perdurar unos 70 años. Disponía de salón de baile, pabellón de damas y de hombres, 60 habitaciones, 20 bañeras de mármol, restaurante, salón de lectura y música, tocador de señoras y gabinetes de diversos juegos.

La huella de Jenaro de la Fuente
Comentarios