Manuel Pereira: "Hay casos de cáncer en Peinador que no trascienden"

Es de Portas, sufre un cáncer de garganta, y pide que se aclare si su origen, y de los otros diez detectados en los últimos años, está relacionado con el lugar dónde realizan su trabajo
Manuel Pereira, en su vivienda de Portas. CEDIDA
photo_camera Manuel Pereira, en su vivienda de Portas. CEDIDA

Diez casos de cáncer registrados durante la última década en la plantilla de trabajadores que realiza sus labores en el Aeropuerto de Peinador (Vigo) pusieron en alerta a la Unión Sindical Obrera (USO), uno de los sindicatos que los representan. Se trata de una cifra de la que tiene constancia, precisa, "responden a diferentes tipos y suponen un número llamativamente abultado para una plantilla de 86 personas", argumenta. "Además, y a raíz de la investigación en el seno de la plantilla de Aena, otros cinco de handling de compañías aéreas han notificado también que han padecido cáncer en los últimos años", añade.

Uno de ellos se llama Manuel Pereira, es de Portas y tiene 59 años. Expone que en el mes de diciembre del año 2019 empezó a sentir molestias en la garganta, que achacó a una amigdalitis, le recetaron unos antibióticos y cesó el dolor. Pero no tardó en manifestarse de nuevo.

En febrero de 2020, en plena emergencia derivada del coronavirus, se sometió a una prueba (una prueba presencial realizada en un centro privado en una etapa en la que el sistema sanitario público no concedías citas, señala). El resultado del TAC desató la alarma y en cuatro días le realizaron una biopsia cuyo resultado fue concluyente: cáncer de garganta. Era el mes de marzo. Desde entonces, su único objetivo es superarlo y está de baja.

Pero no baja los brazos. Defensor de la sanidad y del sistema público, como se autodefine, está implicado en la lucha para que la empresa adopte las medidas para acabar con el clima de inseguridad y preocupación que se vive en el Aeropuerto de Vigo, afirma.

Es el mismo objetivo que defienden otros compañeros de trabajo con los que comparte idénticas inquietudes. "Hablamos de casos diagnosticados como malignos y hay quistes detectados a tiempo, pero este señor se sintió mal cuando ya estaba mal", comenta uno de ellos en relación con Manuel Pereira. "Hay más que no trascienden", agrega Pereira.

Demandas. Ante esta situación, USO envió una carta a la directora del aeropuerto, Ana Moles, para reclamarle un listado de los productos químicos utilizados habitualmente, sus fichas de seguridad, un informe de evaluación de riesgos específicos derivados de la exposición por parte de los trabajadores a los mismos, otro sobre las radiaciones ionizantes, los campos electromagnéticos y el agua destinada al consumo humano en varios puntos. La misiva fue entregada en el mes de enero.

En agosto reiteró su petición. "No queremos sacar conclusiones precipitadas ni afirmamos que el origen sea laboral, pero no es normal que diez personas hayan sido diagnosticadas con cáncer en una década en una media de 85 personas en plantilla", mantiene. "Los trabajadores quieren tranquilidad, tener la certeza de que realizan su jornada en condiciones saludables, y es obligatorio que la empresa se implique e investigue", demanda Óscar Luaces, secretario de USO-Aena.

La dirección afirma haber respondido a los requerimientos
El gabinete de prensa del Aeropuerto de Vigo afirma, en un comunicado, haber respondido a los requerimientos realizados por la representación sindical en el seno del Comité de Seguridad y Salud. De esta forma, expone que a lo largo de las últimas semanas llevó a cabo una serie de actuaciones de las que tienen conocimiento los demandantes, y en algún caso fueron llevadas a cabo incluso con la presencia del delegado de prevención de USO.

En el listado que hace público figura el análisis del agua, y agrega que "se han entregado todos los realizados desde 2013, con parámetros normales en todos los casos".

Además, argumenta que contrató y llevó a cabo el análisis de radiaciones no ionizantes. Los resultados no se conocen todavía. "Estamos a la espera del informe final", precisa.

Paralelamente, apunta que "se han recopilado las fichas de productos químicos que se usan en el aeropuerto y están en análisis por parte del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la zona noroeste de Aena".

También añade que "a lo largo de este mes licitaremos el pedido para el análisis del radón".

Comentarios