domingo. 05.07.2020 |
El tiempo
domingo. 05.07.2020
El tiempo

Moraña acoge un plan de innovación liderado por un equipo de seis mujeres

Imagen del interior de la empresa Vertisol en Moraña. GONZALO GARCÍA
Imagen del interior de la empresa Vertisol en Moraña. GONZALO GARCÍA
El Grupo Vertisol es uno de los referentes mundiales en la fabricación de tejidos técnicos

El polígono industrial de Mirallos cuenta con una de las empresas punteras a nivel mundial en la fabricación de tejidos técnicos para el recubrimiento de ventanas, pavimentos vinílicos, recubrimiento vinílico para la pared, tapicería y paneles acústicos. Se trata del Grupo Vertisol, implantado en tierras gallegas desde hace poco más de tres lustros, pero cuya actividad se inició en Granollers, ciudad catalana en la que llevan funcionando desde hace casi 40 años.

En las últimas fechas, Vertisol ha dado un paso más en su apuesta por el crecimiento de la empresa, mejorando la calidad de los productos, la sensibilidad con el medio ambiente y la protección y el bienestar del cliente. Un proyecto de innovación muy ambicioso que consolida a esta empresa entre las mejores a nivel internacional.

Presidente del Grupo Vertisol en Moraña, Eduardo García. GONZALO GARCÍA
Presidente del grupo empresarial, Eduardo García. GONZALO GARCÍA
 

Uno de los datos más llamativos, porque todavía no es habitual en la industria española, es que el equipo que lidera el proyecto está formado por seis mujeres, todas ellas avaladas por sus conocimientos en distintas materias aplicables a la industria. Son tres ingenieras especializadas en las ramas química, ambiental e industrial, además de tres técnicas superiores en informática, administración y finanzas.

Puede parecer incluso una discriminación positiva, ahora que tan de moda están estos debates por la utilización de grupos que han sufrido desventajas históricas en el panorama laboral, como es el caso de las mujeres, pero Eduardo García, presidente del Grupo Vertisol, quiere dejar claro que "se trata de algo casual. Son seis mujeres porque consideramos que eran las personas adecuadas para este proyecto. Podría haber sido un equipo formado por hombres o una mezcla de ambos".

El plan de innovación que pondrán en marcha cuenta con tres puntos principales:

  • Proteger espacios y personas: Bactericidas, fungicidas, antivíricos y purificadores de aire. (Se mantienen durante toda la vida del producto).
  • Material libre de halógenos, con altas prestaciones: Resistencia a la abrasión, ignífugos y antideslizamiento.
  • Innovación en diseño: Programa Penélope y customización de producto diseñado por arquitectos.

TRESCIENTOS EMPLEOS. El futuro del Grupo Vertisol tiene muy buena pinta. Una gran noticia para la provincia y la comunidad autónoma en general, que dispone de otra gran firma llevando producto fabricado en Galicia a más de 70 países.

Esta empresa textil da trabajo a trescientas personas y cuenta con un alto número de contratos indefinidos. Algo que no debería ser noticia, pero que es llamativo en los tiempos que corren. El concello de Moraña y su comarca abrieron las puertas al Grupo Vertisol y ambos están obteniendo los necesarios beneficios económicos y un gran prestigio que ha traspasado fronteras.

Historia. Los tejedores contemporáneos
El oficio de tejedor es uno de los más antiguos del mundo, además de protagonista en la evolución y el progreso de la humanidad. En tiempos remotos las dificultades para llevar a cabo este trabajo eran enormes. Ahora las nuevas tecnologías y el desarrollo de modernas herramientas han facilitado la tarea, pero también las exigencias de calidad son infinitamente mayores.

El factor humano sigue siendo decisivo, tanto para manipular el telar con las manos, como para crear nuevos diseños, realizar labores de mantenimiento técnico, supervisar la calidad del producto o proteger al usuario de cualquier riesgo.

Trayectoria. Un biólogo marino que une Mediterráneo y Atlántico con la industria textil

A principios de los 80 partió de Portas un biólogo marino llamado Eduardo García. Como tantos otros gallegos se fue a buscar la vida lejos de casa. Y como varios de estos emigrantes apostó por emprender en un lugar que ofrecía oportunidades. En Granollers empezó a construir este proyecto industrial que ahora se ha convertido en un referente en su sector. Con los años fue ganando un merecido prestigio internacional y consolidando la marca.

Pero al gallego le tira la tierra y Eduardo solo necesitaba una pequeña puerta abierta para regresar a casa. La falta de suelo industrial a precio razonable y la escasez de personal cualificado les impedía crecer. En Galicia les facilitaron las cosas y no dudó en crear una planta complementaria en Moraña. El Grupo Vertisol logró la combinación perfecta del arte, diseño y modernismo de la Barcelona mediterránea, con los recursos y el ingenio de la Galicia atlántica.

Moraña acoge un plan de innovación liderado por un equipo de seis...
Comentarios