domingo. 17.01.2021 |
El tiempo
domingo. 17.01.2021
El tiempo

Puestos que ansían mercado

El Concello estradense y la asociación de placeros puso en marcha 'Saborea A Estrada', para poner en valor los productos locales. P. FIGUEIRAS
El Concello estradense y la asociación de placeros puso en marcha 'Saborea A Estrada', para poner en valor los productos locales. P. FIGUEIRAS

Las plazas de abastos de Lalín y A Estrada, con locales libres, centran sus esfuerzos en atraer clientela, mientras que la de Vila de Cruces, con solo dos negocios, demanda más profesionales

Solo tres de los nueve concellos que integran las comarcas de Deza y Tabeirós-Terra de Montes, zona agroganadera por excelencia, cuentan con plazas de abastos activas, en mayor o menor medida. Las que registran más tenderos, las de A Estrada y Lalín, trabajan para atraer más clientela. En la de Vila de Cruces, por el contrario, la principal lucha es lograr que se asienten más comerciantes, pues, a día de hoy, en ella tan solo despachan dos: una carnicería y una tienda de productos de limpieza industrial.

El Novo Mercado estradense apuesta desde la renovación de sus infraestructuras, hace tres años y medio, por poner en valor su actividad y la de los productores y comerciantes locales que venden en él. Lo hace a través de campañas, algunas de ellas en colaboración con el Concello, como la II Feira Ecolóxica, que se celebrará el próximo sábado, día 13, y que sumará puestos de este tipo de alimentos a los ya existentes. También la iniciativa Saborea A Estrada. Semana do Novo Mercado, que se inició este martes con charlas en tres colegios para incentivar a los más pequeños a consumir productos saludables y de proximidad. Otras ideas en favor de la actividad comercial las impulsa internamente la Asociación de Praceiros do Novo Mercado (Apranome), que preside Raquel Touceza y que integran diez profesionales, que, por ejemplo, retomarán los sorteos de productos celebrados meses atrás para premiar la fidelidad de sus clientes.

"Polo momento aínda está comezando o outono. Setembro non foi moi bo porque veu bo tempo e as fins de semana a xente aínda foi á praia. Agora xa se empeza a notar máis afluencia" de clientela, comenta Touceda. Admite que la intención del colectivo es "seguir facendo promoción para que veña a xente á Praza, que é o máis importante". El mercado dispone de dos zonas de puestos fijos, con ocho ocupados, que ofrecen fruta, verdura, pescado, carne y pan. Hay también una floristería nueva y una tienda bio. Todos ellos pertenecen a tenderos estradenses, excepto este último, que regenta una persona de Cuntis. La plaza cuenta con cinco puestos vacíos, uno de ellos ahora ocupado por un pequeño parque con juegos para que los niños se entretengan mientras los adultos hacen sus compras. La actividad en la plaza crece los miércoles y sábados, jornadas de mercadillo en la villa. Entonces, las bancadas cobran vida con puestos de pescado, verduras, queso y plantón.

Las instalaciones de la capital de Tabeirós ofrecen cinco puestos fijos vacíos y en las de Deza el destinado a súper lleva un año cerrado

 

CLIENTES JÓVENES. "Clientela moi diversa" pasa a diario por el mercado de la capital dezana, afirma Vanesa Vidueiros, presidenta de la Asociación de Profesionais da Praza de Abastos de Lalín, colectivo integrado por tan solo tres miembros. "Agora moitísima xente nova empeza a vir á Praza porque demanda máis calidade e frescura nos produtos", aunque los compradores habituales son "xente das aldeas" que, cuando acaban sus cosechas, acuden en demanda de un alimento sano similar al suyo.

La Praza de Abastos lalinense, pendiente de inminentes obras de reforma en su parte superior, dispone de nueve puestos, según apunta Vidueiros. El área de supermercado lleva un año cerrada y está en proceso de nueva adjudicación. Hay tres carnicerías, una pescadería y dos fruterías y está pendiente la apertura de un nuevo puesto, quedando un espacio libre. En la parte baja, sin renovar, funciona otra pescadería cuyos dueños son de Vilagarcía, y una peluquería. "Cando se faga a reforma, arriba quedarán tres postos a maiores" para subastar, señala la presidenta.

FACILITAR EL ACCESO. La plaza cruceña tiene espacio de sobra, pero en ella la oferta se limita a una carnicería que lleva 40 años abierta y a una tienda de venta de productos de limpieza, desde hace un año y medio. Quedan libres aún media docena de puestos. "Hai tres ou catro anos eramos cinco: unha panadería, unha froitería, unha pescadería..., pero foi decaendo, e non porque non houbera vendas", argumenta Tito Mariño, el carnicero cruceño.

Los profesionales coinciden en señalar que es necesario facilitar los trámites y condiciones de acceso para asentarse en la Praza, que está situada en pleno centro curbano, en los bajos de la plaza consistorial. "Se houbera máis postos, atraería máis xente", señala Mariño. "Aquí non hai ninguén, é unha pena que estea baleira", añade Cristina Antón, que, junto a su marido, se trasladó desde Vigo para montar la droguería.

Puestos que ansían mercado
Comentarios