sábado. 19.10.2019 |
El tiempo
sábado. 19.10.2019
El tiempo

Rafael Cuíña: "A min o señor Crespo Iglesias intentoume 'joder' a vida"

Rafael Cuíña y José Crespo. DP
Rafael Cuíña y José Crespo. DP

"Non podemos sentarnos a negociar coa xente que nos meteu no xulgado", dice el popular ▶El reparto de los remanentes tensa aún más la relación entre el alcalde y el líder del PP

La aprobación por unanimidad del reparto de los casi tres millones de euros de remanentes de 2017 alcanzada este miércoles en un Pleno extraordinario en Lalín volvió a dejar patente la mala relación existente entre el alcalde lalinense, Rafael Cuíña, y el líder del PP, el popular José Crespo. Gobierno y oposición llegaron a un acuerdo sobre la distribución de los fondos la pasada semana, tras una "longa, dura e tediosa" negociación, según reconoció el teniente de alcalde, Nicolás González, pero la paz no está sellada.

En el equipo negociador no estuvieron ni el regidor ni la edila de APAC, Lara Rodríguez. Según el PP, porque ellos mismos los vetaron como condición para sentarse a dialogar. Según el regidor, porque "non tiña a máis mínima intención de sentarme con Crespo", si bien, "a comisión negociadora decidiuse dende este despacho", afirmó en rueda de prensa una vez finalizada la sesión plenaria.

Tras recordar que el Gobierno local, sin mayoría, no tuvo "máis remedio que pactar connosco" los remanentes, el portavoz municipal del PP defendió que el consenso alcanzado "demostra a altura de miras, a seriedade" y la "responsabilidade" de su formación como oposición que "pensa máis no futuro deste pobo que no seu propio, pensa máis no futuro que no pasado e aspira a recuperar este Goberno en maio". Crespo apuntó también que en términos electorales habría sido "máis proveitoso para nós non axudar a rescatar un investimento tan importante en véspera das eleccións", pero que lo hicieron "porque queremos demostrar que o primeiro son os veciños". Señaló que el acuerdo es "a consecuencia menos mala da incapacidade do cuatripartito de sacar adiante os seus propios presupostos" y sobre el rechazo del alcalde y la edila en la mesa dijo que fue debido a que "non nos podiamos permitir que na negociación participasen políticos tóxicos como Rafael Cuíña e Lara Rodríguez; non podemos sentarnos a negociar con xente que nos meteu no xulgado para facernos dano no político e no persoal", señaló antes de recalcar que "se non houbera ese sectarismo do Goberno cara á nós, terían a man tendida" para más negociaciones.

"Gustaríame que non utilizasen argumentos demagóxicos, falaces, propios do resentimento, porque o feito de vetarme a min quere dicir que están vetando a unha parte da cidadanía que eu represento", defendió la edila de APAC. El concejal no adscrito, Juan José Cruz, dijo sentirse "totalmente representado" con el acuerdo, del que se sintió parte de la negociación "grazas ó PP", apuntó. "Enterro aquí a miña hacha de guerra porque no futuro teñamos que negociar moito máis", añadió. Por parte del Gobierno, el edil Francisco Vilariño señaló que el consenso logrado "pode marcar un antes e un despois" porque "a xente na rúa está farta de situacións de tensión" y "quere que lle solucionemos os problemas".

Más crítico fue el regidor en su rueda de prensa. Cuíña aseguró que durante los últimos dos meses el PP le estuvo "provocando para que saltase e rompera as negociacións". Dijo estar "convencido de que o PP non quería que se chegase a bo porto" y que negoció porque "viron os resultados" de no apoyar en un primer momento la reforma de la Praza de Abastos. El regidor recalcó que "é absolutamente mentira" que fuese el inductor de la denuncia de APAC contra el anterior Gobierno popular y sobre la trama por las presuntas firmas falsas de O Corpiño, pronto archivada, dijo que "a min o señor Crespo Iglesias intentoume joder a vida; dígoo literalmente porque o sei", afirmó.

Sospechas. Espías informáticos en la Alcaldía
Cuíña afirmó que le habían comentado que Crespo aseguró en una de las reuniones de la mesa de negociación "que sabía o que había e non había no meu ordenador, e a verdade é que empezo a ver cousas raras", unos hechos que, de ser ciertos, son "extremadamente graves", señaló. "Non estou dicindo que o faga el [por Crespo], senón que dixo que o sabía", aclaró.

El regidor lamentó que el portavoz del PP "presuma de non pactar co alcalde que representa a tódolos lalinenses e si pacte cun tránsfuga" y avanzó que asumirá personalmente la obra en el colegio Xesús Golmar contemplada en los remanentes porque sospecha que el PP pretendía usarla electoralmente.

Rafael Cuíña: "A min o señor Crespo Iglesias intentoume 'joder' a...
Comentarios