Miércoles. 20.06.2018 |
El tiempo
Miércoles. 20.06.2018
El tiempo

Rafael Cuíña niega estar detrás de la denuncia al PP en un Pleno bronco

José Crespo y Rafael Cuíña durante uno de sus enfrentamientos en el Pleno del viernes. B.P.
José Crespo y Rafael Cuíña durante uno de sus enfrentamientos en el Pleno del viernes. B.P.

La tensión existente entre Gobierno y oposición quedó patente, con discusiones en las que no faltaron insultos entre varios ediles

Más que la trascendencia de los acuerdos tomados, el Pleno ordinario celebrado el viernes en Lalín destacó por el elevado tono de las intervenciones de los concejales, con insultos incluidos. La polémica de esta semana, tras la denuncia por presunta prevaricación en la contratación de personal presentada por APAC contra el Gobierno ‘popular’ de 2014, estaba latente y, aunque este fue un asunto que no se trató hasta los últimos minutos de la sesión, lo cierto es que el ambiente estuvo enrarecido desde el principio.

En el turno de ruegos y preguntas, el portavoz municipal del PP, José Crespo, advirtió a la edila de APAC, Lara Rodríguez, de que pedirá su comparecencia si no responde satisfactoriamente a las preguntas formuladas por él (y que la edila contestará por escrito) sobre el acceso a la documentación que suscitó la denuncia y el procedimiento para llegar a la misma. Le pidió también que aclarase el gasto de 3.630 euros para un anteproyecto del estudio museístico del Museo Galego da Marioneta y aprovechó para volver a acusar al alcalde, Rafael Cuíña, de "utilizar a Lara como brazo executor" de la denuncia, ante lo que el regidor fue tajante: "Non é certo. Xa lle teño dito que nunca xudicializarei a vida política", dijo.

José Crespo: "Vostede é un traidor do PP. Non merece pola miña parte ningún respecto porque tirouno todo ‘pola borda’"

El debate se tornó en discusión y Crespo acabó tildando a Cuíña de "traidor do PP, porque o utilizou para o que lle conviña; vostede teríalle que estar bastante máis agradecido ca min”, le espetó. “Está enfermizamente obsesionado comigo, politicamente falando”, le respondió el alcalde al líder de los ‘populares’, que antes, en el transcurso de la comparecencia de Cuíña sobre el proyecto de instalación de una planta de reciclaje de neumáticos en Botos, ya dejó entrever el enfado existente entre ambos: “Vostede non merece pola miña parte ningún respecto porque o tirou todo pola borda”, le dijo Crespo.

Rafael Cuíña: "Non é certo que estea detrás da denuncia ó PP; nunca xudicializarei a vida política. Crespo está obsesionado comigo"

ENFADO DE VILARIÑO. Una discusión especialmente acalorada fue también la mantenida entre el edil del BNG, Francisco Vilariño, y el concejal del PP Manuel Fernandez, en el transcurso del debate de la moción defendida por este último para exigir que los ganaderos que no solitaron la bonificación del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de las construcciones de uso agrario puedan hacerlo en un nuevo plazo.

El ‘popular’ acusó al Gobierno local de no informar correctamente a los afectados, lo que, a su juicio, repercutió en una baja solicitud de bonificaciones. "Hoxe o rural séntese abandonado, enganado e estafado", le dijo a Vilariño, que defendió que el Concello realizó 15 charlas que dieron cobertura a todas las parroquias y que explicó que en el municipio hay 115 explotaciones con derecho a esta rebaja, frente a las 800 que cifró Fernández.

Francisco Vilariño: "Manolo Fernández ten que dimitir por mentireiro. É un fascista, pero non me vou achicar coas súas ameazas"

El nacionalista demostró con la reproducción de dos grabaciones del Pleno anterior que el edil del PP estaba al tanto de los plazos aprobados y que «votou a favor» de la aprobación de la modificación del IBI. "Non minta para xustificarse da súa incapacidade como concelleiro e como presidente dunha cooperativa", continuó Vilariño. "Vostedes son os culpables de non informar ós gandeiros", le insistió Fernández. El debate siguió subiendo de tono hasta que, visiblemente enfadado, Vilariño le instó a "dimitir porque é un mentireiro" y tildó al concejal ‘popular’ de "fascista", dijo. "Teña claro que non me achico coas súas ameazas", concluyó.

Duras también fueron las palabras entre Cuíña y el concejal no adscrito Juan José Cruz. El primero se dirigió por momentos al segundo en castellano, en referencia a su afiliación a Ciudadanos, "un partido claramente antigaleguista", argumentó Cuíña. Por su parte, Cruz se refirió a este como "amigo de Pablo Crespo" y denunció al término del Pleno que el alcalde le había respondido insultado con alusiones a su madre.

Rafael Cuíña niega estar detrás de la denuncia al PP en un Pleno...