La Rapa se despide más fuerte que nunca

El curro de este lunes acogió el debut como 'aloitador' de Roi, un niño de 13 años que demostró que la valentía corre por las venas de los vecinos y vecinas de Sabucedo ► Fueron rapados 62 caballos, completando un total de 210 en tres días

Ha sido, sin lugar a dudas, la Rapa das Bestas más multitudinaria de los últimos años. El deseo de volver a recuperar la esencia de Sabucedo ha llevado a millares de personas a revivir durante tres días una tradición ancestral que vela por la salud y seguridad de los caballos salvajes que habitan en los montes estradenses. Este lunes se celebró el último curro de esta edición, que llenó más de dos tercios del aforo y durante el cual se raparon 62 bestas, en una cita sin incidencias de gravedad y completando un total de 210 ejemplares rapados en tres días. Los asistentes tuvieron también la ocasión de presenciar el debut de Roi, un niño de 13 años que demostró a todos y a todas la valentía que corre por sus venas 'aloitando' a los caballos salvajes.

Esta tercera y última edición ofreció imágenes espectaculares de los 'aloitadores' con los caballos, y se saldó con 34 intervenciones de los servicios sanitarios para atender golpes, pisotones y contusiones de carácter leve.

La novedad de esta jornada es que las gradas del curro se volvieron a llenar a partir de las 19.00 horas para asistir a la grabación de la última parte del programa Volando Voy, de Jesús Calleja, que contó con varios invitados locales que arrancaron las risas del público con los vídeos protagonizados en los últimos días.

La tradición terminará este martes, previsiblemente a última hora del día, con la suelta de las bestas al monte para que puedan vivir en libertad hasta la Rapa del año que viene y después de que sean sometidas a una inspección sanitaria en la zona do Cubillón.