domingo. 09.05.2021 |
El tiempo
domingo. 09.05.2021
El tiempo

El rechazo a la cuestión de confianza prolonga aún más la incertidumbre en Catoira

Imagen de la sesión plenaria, con los ediles díscolos del PSOE en primer plano. FERNANDO SALGADO
Imagen de la sesión plenaria, con los ediles díscolos del PSOE en primer plano. FERNANDO SALGADO
El BNG reitera su disposición a negociar con los concelleiros del PSOE enfrentados al alcalde

El resultado de la votación en la que fue rechazado el presupuesto de Catoira se repitió este jueves en la cuestión de confianza presentada por su alcalde, Alberto García, para sacar adelante el documento: obtuvo el respaldo de un edil de su grupo (PSOE) y de los tres del PP. Insuficientes ante la negativa de tres socialistas y el mismo número del BNG.

Era el resultado esperado por todos, y ahora se abre un plazo de un mes, en el que el presupuesto quedaría aprobado automáticamente si durante ese tiempo no se llegase a presentar una moción de censura. El Pleno duró poco más de cinco minutos, y al finalizar, los portavoces expresaron sus valoraciones, que siguen la línea de las realizadas anteriormente.

Abrió el turno Daniel Touriño, que en nombre de los tres ediles del PSOE enfrentados al alcalde dijo que no están en desacuerdo con el presupuesto, pero no aceptan la propuesta de destinar una partida para que los tres grupos cuenten con un concejal liberado, y también denunció que el regidor no les dejó el más mínimo margen de maniobra mientras estuvieron en sus áreas de gobierno.

Touriño apuntó que cuentan con el respaldo de la ejecutiva provincial del PSOE. "Somos uns mandados", dijo antes de afirmar que acatarán su decisión.

Iván Caamaño (PP) argumentó que apoya el documento porque se atribuye la realización de gestiones ante la Xunta que permitieron captar varias ayudas, y descartó que hubiese un acuerdo para aprobar la tres liberaciones.

El popular dio a los socialistas díscolos el mismo consejo que les había dado hace varios meses el alcalde, y les recomendó esperar, presentarse a unas elecciones y ganarlas si quieren gobernar, además de asegurar que dispone del respaldo del PP provincial.

Después de 42 años en el Concello (como edil y alcalde), Xoán Castaño mantuvo que Alberto García considera la Administración local "unha leira" y le pidió que dimita "por dignidade política", ya que tiene en contra a la mayoría de la Corporación y de su grupo.

El nacionalista reiteró la disposición del BNG de negociar una salida con el PSOE, pero siempre que el alcalde no figure en la fórmula que pudieran pactar.

Alberto García denuncia el silencio y las maniobras de su partido
Como es su costumbre, Alberto García habló claro. El alcalde denunció las maniobras de su partido para forzar su retirada, apoyando a los tres ediles díscolos -a los que calificó de "neófito" y llamó "traidores"-, cuando fue uno de los fundadores del PSOE en la comarca. Agregó que la ejecutiva local lo apoya y dijo que el BNG hace meses que está tratando de articular una moción de censura con los concellerios socialistas.
De Xoán Castaño afirmó que después de haber "merodeado" por el Concello cuando fue alcalde, se llevó documentos que, supone, debe guardar en "un baúl", entre los que figuran expedientes que no deberían haber salido de la Casa Consistorial.
Una vez que transcurra un mes, anunció que adoptará la medida de expulsar a los tres ediles del grupo municipal, además de exigir explicaciones a la ejecutiva provincial por su reiterada ausencia de apoyo.

El rechazo a la cuestión de confianza prolonga aún más la...
Comentarios
ç