Viernes. 24.05.2019 |
El tiempo
Viernes. 24.05.2019
El tiempo

Rey advierte de que podría cambiar las cerraduras del Centro Comarcal de Caldas

Imagen de la fachada principal de las instalaciones situadas en A Tafona. F. S.
Imagen de la fachada principal de las instalaciones situadas en A Tafona. F. S.

El alcalde reitera su decisión de desalojar el edificio y afirma que el Gobierno local no se "dejará chulear por la Xunta de Galicia" ► El regidor insiste en que la Administración autonómica está actuando de okupa en unas instalaciones de titularidad municipal

No habrá un paso atrás y el Gobierno local de Caldas de Reis desalojará del Centro Comarcal de A Tafona la Oficina Agraria Comarcal (OAC). Esta decisión, anunciada días atrás por su alcalde, Juan Manuel Rey, fue reiterada ayer por el regidor en una rueda de prensa en la que precisó que el plazo que tiene la Xunta de Galicia para abandonar las instalaciones es de "semanas".

Además de una "sorpresa" que no quiso desvelar, y otras medidas, afirmó que una de las que baraja es cambiar las cerraduras de las puertas. No obstante, dejó claro que esta determinación no afectará en absoluto al servicio que realiza la matrona en este lugar desde el año pasado.

Rey argumentó que la urgencia de la ocupación del edificio obedece a la necesidad de que comiencen las obras de reforma, con la finalidad de destinarlo a servicios municipales, para lo que dispone de una subvención de "más de 110.000 euros" a través de Agader. La presencia de la OAC impidió que se hubiesen iniciado en 2018, como estaba previsto, y deberán estar finalizadas en este ejercicio, apuntó.

Aunque no contase con esta ayuda, el alcalde mantuvo que el Concello tiene toda la legitimidad para llevar adelante la medida porque el Centro Comarcal fue construido en unos terrenos de titularidad municipal para una finalidad que no cumplió nunca por el "fracaso estrepitoso" de la Xunta en el proyecto de comarcalizar Galicia, señaló.

El edificio fue cedido a la Administración local hace cinco años, y desde entonces el Concello ofreció a la Xunta varias alternativas para ubicar la OAC que fueron rechazadas una tras otra.

Rey recordó que entre los emplazamientos ofertados figuran los centros sociales situados en Tivo y en Bemil, un inmueble ubicado en Arcos da Condesa, al lado de la PO-550, que considera "óptimo", y un local de titularidad municipal ubicado en el barrio de San Roque.

La relación de propuestas se completa con un bajo en A Tafona. En este punto, el alcalde detalló que el Concello llegó a un acuerdo con la Xunta de Galicia para que la Administración local pusiese la mano de obra con la finalidad de acondicionarlo para el nuevo uso, mientras que la autonómica aportaría la financiación. Incluso había quedado puntualizado que el propietario del mismo renunciaría a cobra el alquiler durante un año como compensación a las obras que iban a ser ejecutadas.

DESVINCULACIÓN. Pero la Xunta se desvinculó del compromiso, exigiendo al Gobierno local que afrontase la inversión total, dijo el alcalde, que interpretó esta condición como "un intento de chulear al Concello", y de nada valió su insistencia ante el delegado territorial, José Manuel Cores Tourís, al que dijo haber recordado este asunto en numerosas ocasiones.

A pesar de que la Administración autonómica está utilizando unas instalaciones del Concello, el regidor precisó que la Administración local realizó una inversión de 4.000 euros para poner en marcha el ascensor, que había quedado inutilizado por su falta de mantenimiento, y cifró en 9.000 el ahorro que lograrían las arcas municipales cuando lo utilice. Juan Manuel Rey usó de nuevo el término okupa para calificar a la Xunta, "porque ni es dueña del edificio ni paga por usarlo", explicó el alcalde de Caldas de Reis.

Rey advierte de que podría cambiar las cerraduras del Centro...
Comentarios