La Semana Verde abre sus puertas con muy buenas expectativas

Diego Calvo inauguró este jueves la 44ª edición del certamen, al que calificó como compendio de tradición y renovación "para dar a coñecer unha Galicia emprendedora e de vangarda"
Diego Calvo, acompañado de Ángeles Vázquez, presidió este jueves la inauguración de la Semana Verde. PATRI FIGUEIRAS
photo_camera Diego Calvo, acompañado de Ángeles Vázquez, presidió este jueves la inauguración de la Semana Verde. PATRI FIGUEIRAS

La Feira Internacional Abanca Semana Verde de Galicia dio este jueves el pistoletazo de salida la 44ª edición del certamen multisectorial más importante de toda Galicia, y que se presenta con muy buenas expectativas, avaladas por la presencia de cerca de 700 expositores de nueve países distintos y la programación de más de 200 actividades, que se desarrollarán hasta el próximo domingo.

De hecho, aspira a batir el récord de asistencia logrado en la edición de 2019, cuando reunió a un total de 128.066 visitantes.

El vicepresidente segundo y conselleiro de Presidencia, Xustiza e Deportes, Diego Calvo, que presidió el jueves la inauguración de la feria en Silleda acompañado de la conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, Ángeles Vázquez, se refirió a ella como un compendio de tradición y renovación "para dar a coñecer unha Galicia emprendedora e de vangarda".

Asimismo, Calvo recordó que la edición de 2021 –celebrada en el mes de septiembre– sirvió como puente a la celebración de una edición potente como es la actual, una vuelta a la normalidad que para el vicepresidente segundo es una prueba de la fuerza y vitalidad de la Semana Verde, que "conxuga tradición e renovación, xa que foi un evento punteiro para dar a coñecer no pasado o mellor do sector primario e que cos anos foi quen de adaptarse aos novos tempos ata converterse nun fabuloso escaparate do mellor de Galicia". Al entender de Calvo, en esta feria se da cita "a Galicia emprendedora e de vangarda baixo o selo de calidade".

Los más pequeños también disfrutaron en la inauguración de la Semana Verde. PATRI FIGUEIRAS
Los más pequeños también disfrutaron de la feria. PATRI FIGUEIRAS

Por otra parte, agradeció el apoyo con el que recogió el relevo de la presidencia de la Fundación Semana Verde y se mostró convencido de que a la feria multisectorial le esperan años de éxito y proyección coincidiendo con el impulso internacional que está teniendo Galicia de la mano del Xacobeo. "O Camiño de Santiago é o mellor escaparate de Galicia, e a Semana Verde de Silleda, o mellor exemplo do que son capaces de facer os galegos", aseguró.

Por su parte, el diputado Carlos López Font ensalzó la singularidad de esta feria y recordó el "carácter visionario" que tuvieron los vecinos y vecinas de Silleda cuando se percataron de que "aquí se podía hacer una gran feria".

Asimismo, ratificó el "compromiso" del Gobierno provincial con la Fundación Semana Verde y apuntó que las administraciones son una pieza fundamental y deben apoyar la reactivación económica.

El alcalde de Silleda, Manuel Cuiña, cualificó al concello trasdezano como "a capital agrogandeira de Galicia" que, aunque lo es durante todo el año, en estos cuatro días logra una mayor proyección. Vaticinó una gran afluencia de visitantes en esta edición, que superará, aseguró, la del año 2019. Un éxito que achacó tanto a la organización del certamen como a los expositores presentes en el recinto ferial.

El director general de la Fundación Semana Verde, Ricardo Durán, que fue el encargado de abrir la inauguración de la feria, expuso que esta edición abre sus puertas con récord de expositores, que ronda ya la cifra de la última edición antes de la pandemia, y apuntó que se han "dejado la piel" en la organización de este evento, que en su primer día de apertura ya tuvo una gran afluencia de visitantes. Un éxito que hace que la Semana Verde sea un "escaparate insuperable" hacia el resto de España y del mundo.

En la presentación de esta 44ª edición participaron también la embajadora de Jordania en España, el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, y distintas autoridades autonómicas y de la comarca dezana.