Abre de nuevo el plazo para la redacción de la reurbanización de la CIT

Destinarán 64.000 euros a licitar la redacción del plan para que el suelo de la central del transporte de A Reigosa sea industrial
Suelo de la Central del Transporte, con el polígono de O Campiño al fondo. RF
photo_camera Suelo de la Central del Transporte, con el polígono de O Campiño al fondo. RF

La Xunta destinará una inversión estimada de 64.493,12 euros a la redacción de los proyectos de urbanización y parcelamiento de la Central de Transportes de Ponte Caldelas. Los interesados en el contrato, cuyo procedimiento de licitación se inició de nuevo este viernes, después de quedarse desierto el mismo concurso convocado en diciembre, podrán presentar sus ofertas hasta el próximo 19 de marzo.

El ámbito de la actuación, con una superficie total de 86.964 metros cuadrados, está situado en el término municipal de Ponte Caldelas y limita al Sur con la ampliación del polígono industrial de A Reigosa, del que está separado por la carretera provincial entre A Reigosa y Pintos (Marcón), y al Oeste con el polígono industrial de O Campiño.

El proyecto servirá para adaptar los terrenos de la Central de Transportes a usos industriales genéricos similares a los de las dos superficies empresariales anexas.

El suelo de la fallida Central del Transporte está en un ámbito de urbanización casi completo, con las obras contempladas en el proyecto sectorial prácticamente finalizadas. Los trabajos se realizaron hace más de 20 años, pensando en las demandas del sector logístico, pero la sucesión de crisis económicas dio al traste con el plan de un polígono especializado. Ninguna empresa de transportes hizo reserva de este suelo, de modo que la Xunta ha optado por la reurbanización enfocada a los usos empresariales.

De modo este modo, el objetivo de la urbanización y reparcelación es adecuar las obras existentes a lo aprobado en la modificación puntual del proyecto sectorial. Con esta operación se pretende reconvertir el suelo en terreno industrial y facilitar así el asentamiento de empresas dedicadas la actividades diferentes del transporte, que eran las destinatarias originales de esta superficie.

En concreto, el proyecto urbanizador contemplará la adaptación de las parcelas y de su superficie para la introducción en el diseño de aceras adecuadas para el tránsito peatonal, que se completarán con una red de sendas verdes; la mejora de la movilidad rodada, con la propuesta de una nueva rotonda que flexibilizará los recorridos en el interior del ámbito; la mejora de la movilidad alternativa gracias a las sendas verdes permitirán el uso peatonal pero también la utilización de la bicicleta en el ámbito. La continuidad de estas sendas en el futuro permitirá favorecer con claridad otros tipos de movilidad.

Asimismo, también se mejorará la accesibilidad mediante la propuesta de un acceso y una salida nuevos pero sin introducir distorsiones en el sistema vial y aprovechando al máximo la urbanización ya ejecutada, y la integración medioambiental y ecológica de las zonas verdes y áreas ajardinadas en el sistema viario.

La propuesta intentará aumentar las superficies de zonas verdes públicas, mantener la superficie edificable prevista en el mismo e incrementar la reservada al sistema viario, de manera que se puedan resolver adecuadamente los distintos tipos de movilidad.

Comentarios