Lunes. 27.05.2019 |
El tiempo
Lunes. 27.05.2019
El tiempo

Acepta un año y seis meses de cárcel por embestir con su coche a un agente de Poio para colarse en su calle

Un tramo de la Avenida Francisco Regalado. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Un tramo de la Avenida Francisco Regalado. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

Sacó las vallas de la calle Francisco Regalado en la Carreira Popular de 2017 y trató de avanzar lesionando al policía que le daba el alto

Una vecina de Combarro acaba de aceptar una condena de un año y seis meses de prisión y una sanción por lesiones, –ambas ejemplares– tras protagonizar un altercado en 2017, tratando de colar su turismo por una calle de esta localidad que estaba cortada para la realización de una prueba deportiva.

El departamento policial acaba de hacer pública esta sentencia, a la que se llegó por conformidad de la acusada, y que cuenta con un acuerdo de suspensión de ejecución de dos años, para que la mujer, que no tenía antecedentes y demostró arrepentimiento, no tenga que ingresar en prisión.

Los hechos se remontan al día 27 de octubre de 2017, cuando, según relata la Policía y se recogía en el escrito de acusación del Ministerio Fiscal, una vecina de Combarro llegó a la calle Francisco Regalado para intentar acceder a su domicilio, aunque se encontró que no podía pasar debido a que la calle estaba cerrada al tráfico por la celebración de la III Carreira Popular de Combarro.

La encausada lo intentó en dos ocasiones, y en la segunda de ellas, mientras aún se estaba celebrando la prueba, retiró las vallas que señalizaban la zona e intentó acceder con su vehículo para cumplir con su objetivo, a pesar de que los participantes se encontraban en la misma zona.

Un agente de la Policía poiense que se encontraba realizando funciones de regulación y control de tráfico, dio el alto a la mujer indicándole que era imposible acceder a su vivienda, sin que ella atendiese a razones.

Tal y como apuntan el departamento policial poiense, la afectada intentó pasar avanzando lentamente con el coche pero sin frenar ante el policía que le daba el alto, de modo que, golpeando al agente en las piernas con la defensa del coche, le causó lesiones. Aún así trató de seguir su marcha golpeándolo de nuevo en una segunda intentona, hasta que éste se desplazó por un lateral accedió a la ventanilla y extrajo las llaves del contacto del automóvil.

Por los hechos descritos, el agente sufrió un traumatismo en tercio superior de ambas piernas y esguince dorso lumbar, lo que hizo necesaria la asistencia facultativa siendo ratificado un diagnóstico por el médico forense judicial.

La vecina fue investigada por un delito de atentado y un delito de lesiones. El Ministerio Fiscal solicitó en primera instancia una pena de cuatro años de prisión por el delito de atentado y lesiones y pena de un año de prisión y privación del derecho de conducir vehículos por un año y seis meses.

Finalmente, la autora de los diferentes delitos fue condenada en conformidad a un año y seis meses de prisión por atentado y lesiones al agente de Policía Local de Poio y se acordó la suspensión de la ejecución de penas por dos años, condicionada a la no comisión de delitos en dicho plazo, además del pago de la responsabilidad civil al agente afectado y una multa de un mes con una cuota de seis euros diarios y las costas de la causa.

Acepta un año y seis meses de cárcel por embestir con su coche a un...
Comentarios