lunes. 16.12.2019 |
El tiempo
lunes. 16.12.2019
El tiempo

Amigos da Canceira lanza un SOS al Concello

El alcalde, al salir del Consistorio, con las integrantes del colectivo que acudieron a pedir soluciones este miércoles. GONZALO GARCÍA
El alcalde, al salir del Consistorio, con las integrantes del colectivo que acudieron a pedir soluciones este miércoles. GONZALO GARCÍA
El aumento de la carga de acogidas de Amigos da Canceira de Poio hace que el colectivo padezca una crisis económica que le mantiene al borde del cierre

La situación de la asociación Fogarcan-Amigos da Canceira de Poio, que gestiona la perrera municipal es la de un colectivo al borde del colapso económico. Así lo revelaron este miércoles las integrantes de esta asociación en un plante delante de las instalaciones del Concello, después de que en la jornada del martes se desarrollase una reunión en la que la asociación pedía un incremento económico en la asignación municipal y de que este asunto fuese postergado a petición del tripartito hasta la ejecución del próximo presupuesto municipal.

"Llevamos meses pidiendo esto, desde que vimos que se estaba incrementando la llegada de animales a la perrera, desde antes de las elecciones, desde después de la formación de Gobierno... Llevamos varias reuniones y en ninguna nos dicen que no, pero la asignación que recibimos en mayo no contemplaba el aumento y ahora, tras la última reunión del martes, nos encontramos con que hasta el próximo presupuesto no pueden incluirla", explicó el miércoles en las inmediaciones del Concello Elisa López, una de las responsables del colectivo que gestiona la acogida, el mantenimiento en condiciones sanitarias y las adopciones del centro.

La visita del miércoles al Concello, en la que participaron más de una decena de socios y varios de los canes adoptados por los mismos, dio resultados positivos en el sentido de que la asociación que unas horas antes había decidido paralizar totalmente la actividad del centro, se dio un plazo para encontrar una solución al conflicto que, al estar sus arcas vacías, ha motivado que la persona que trabaja en la limpieza y atención a los perros y gatos esté sin cobrar desde el mes de septiembre.

Tras hablar en primer lugar con el alcalde, Luciano Sobral, y, posteriormente, con los representantes del resto de los grupos, la asociación anunció que se dará un plazo hasta el día 26 de este mes en el que se mantendrá la actividad para evitar el sufrimiento de los animales. En esa jornada, en el Pleno de la Corporación se debatirá la propuesta de suplementar la subvención económica de Amigos da Canceira de algún modo. Así lo explicaron las integrantes del colectivo en su perfil oficial de Facebook y así lo hablaron en público con el alcalde, Luciano Sobral, "pero después de la experiencia de estos meses de reuniones está claro que las palabras se las lleva el viento, así que confiaremos en lo que se acuerde en Pleno y quede por escrito", apuntó Elisa López.

Las posibilidades que hay de encontrar fondos para la asociación sin tener que esperar al próximo Pleno pasan por elevar la subvención hasta alcanzar el salario mínimo interprofesional en la actividad de la persona que trabaja en 2019 en la canceira y aportar el trabajo de un operario u operaria contratado a través de los planes de cooperación de la Deputación o de la Xunta para poder asumir la mayor carga de trabajo. Amigos da Canceira atendió este año a 95 perros recogidos y 35 gatos de los cuales, siguen en sus instalaciones 65 canes y 11 felinos.

"En principio, ni siquiera éramos un colectivo habilitado para tener gatos, pero han construido unas jaulas y ahora acogemos hasta a cuatro camadas", indica la asociación. El colectivo cuenta con una aportación de 13.000 euros anuales y exige que esta se eleve hasta los 20.000 para poder al menos mantener un puesto en condiciones.

Amigos da Canceira lanza un SOS al Concello
Comentarios