Lunes. 22.10.2018 |
El tiempo
Lunes. 22.10.2018
El tiempo

La Aplu ingresó 1.500 euros a Vilaboa por las multas recaudadas en 2017

Asamblea en la que los vecinos votaron unánimemente por salir de la Axencia. DAVID FREIRE
Asamblea en la que los vecinos votaron unánimemente por salir de la Axencia. DAVID FREIRE

La Axencia da Legalidade Urbanística replica al alcalde que "pode saír cando o desexe"

"O Concello de Vilaboa pode saír da Axencia para a Proteción da Legalidade Urbanística cando o desexe. A pertenza a esta entidade é voluntaria, e non sería o primeiro caso dun concello que prefire darse de baixa, como tampouco o dun concello que anuncia que se vai, pero ao final non o fai". Con estas palabras la Axencia para a Protección da Legalidade Urbanística sale al paso de las declaraciones del alcalde de Vilaboa, que, haciéndose eco de una votación vecinal, anunció que mantiene en estudio la posibilidad de renunciar a cualquier convenio con la Aplu.

El gabinete dependiente de la Consellería de Medio Ambiente mostró sorpresa y estupor por las declaraciones del regidor de Vilaboa referentes a los ingresos dependientes de la Axencia, puesto que, frente a las afirmaciones de Luis Poceiro, que sostiene que desde 2010 el Concello no ha percibido "nin un euro" de lo correspondiente por el 50% de los ingresos generados por las sanciones, la Axencia responde que, "a 1 de xaneiro de 2018 ingresáronse 1.500 euros ao Concello de Vilaboa polas cantidades recadadas en 2017", señalan fuentes de Medio Ambiente.

La Consellería precisa, sin embargo, que el alcalde parece "estar equivocado en canto á letra pequena do convenio, porque o acordo non inclúe o pago do 50% do total das cantidades que se xeren polas sancións económicas ás infraccións sinaladas, senón que afecta só ao 50% do recadado naquelas competencias transferidas polo Concello de Vilaboa á Aplu, que neste caso son a custodia da legalidade en chan de núcleo rural".

El alcalde había afirmado que en todos los años desde la adhesión, en 2010, a la Axencia, "non vimos un euro", tras analizar el convenio y al entender que las sanciones que se están imponiendo en todos los ámbitos forman parte del mismo acuerdo. Sin embargo, la Axencia ejerce las funciones de custodia de la legalidad urbanística de todo el terreno rústico de la comunidad autónoma porque así lo estipula la Ley. De este modo, todas las sanciones impuestas por actuaciones en suelo rústico, que en Vilaboa son una cantidad significativa, están exentas de ese reparto económico fijado en el convenio entre ambas entidades. La única cantidad que correspondería a Vilaboa y que sí se habría ingresado es la de las multas por infracciones en suelo de núcleo rural. Por este concepto, en 2017 se ingresaron 3.000 euros, de los que la mitad ya está en las arcas del Concello vilaboés.

En cuanto a la zona de protección de Costas, la Axencia es clara. "Non é competencia desta entidade. Só en casos como o da execución dalgunha sentenza, no que é un xuíz o que require a actuación", se produce la intervención de la Aplu.

A su vez, matiza que el convenio puede anularse unilateralmente, sin que sea necesario buscar ningún resquicio o incumplimiento, "posto que a participación é totalmente voluntaria por parte dos municipios".

La Aplu ingresó 1.500 euros a Vilaboa por las multas recaudadas en...
Comentarios