El ARI de Combarro repartirá casi 70.000 € en ayudas y movilizará 242.566 € en su novena fase

La Xunta de Goberno dio luz verde a la lista definitiva de beneficiarios, con 10 proyectos de los que el 20% son de mejora energética
Praza da Chousa, en la Zona del Área de Rehabilitación Integral (ARI) de Combarro. R.E.
photo_camera Praza da Chousa, en la Zona del Área de Rehabilitación Integral (ARI) de Combarro. R.E.

La Oficina para a Rehabilitación do Casco Histórico de Combarro repartirá un total de 69.808 euros en ayudas a particulares para la rehabilitación o mejora de la eficiencia energética de los edificios situados en esta zona de protección e incluidos en el ARI.

La cifra fue aprobada por la Xunta de Goberno Local del Concello después de que el arquitecto de la Oficina de Rehabilitación emitiese el informe preceptivo en el que se da cuenta de la lista final de beneficiarios.

El ARI contará en esta segunda convocatoria de su novena fase, con diez proyectos presentados por un total de cinco titulares diferentes y centrados en actuaciones de conservación y de mejora energética en la Rua Cega, Avenida de Cruz, Carreiro As Veigas y Praza da Chousa.

La Xunta de Goberno aprobó inicialmente el acuerdo para modificar las cuantías máximas de tres de los proyectos, al detectarse un error en el cómputo de las actuaciones subvencionables y no alcanzar los límites de la ayuda máxima en el cálculo del 40% del presupuesto protegible. Del mismo modo, se dio luz verde a la baja de cuatro de las solicitudes de ayuda, al renunciar los titulares de las mismas a seguir con la tramitación.

Finalmente, la lista incluye a diez solicitudes de un total de cinco solicitantes que se reparten un total de 69.808 euros, lo que permitirá una inversión total de 242.566,93 euros, de los cuales más de 59.000 son fondos aportados por el Estado y otros 10.695 proceden de la Xunta de Galicia. El Instituto Galego da Vivenda e Solo deberá realizar la calificación provisional de las ayudas, después de la aprobación inicial del Concello, que, a su vez deberá establecer el plazo de remate de las obras (el primer semestre del año 2025) y conservará la facultad, a través de su Oficina Municipal de Rehabilitación de supervisar los trabajos para custodiar su correcto desarrollo.

Las propuestas aceptadas se refierren, al 50% a vivienda colectiva y a residencias unifamiliares. En cuanto a las acciones subvencionables, aunque en esta convocatoria las ayudas se abrían a las actuaciones para mejorar la eficiencia energética y la sostenibilidad de los inmuebles, el 80% de las actuaciones se centran en la conservación de los mismos. Los trabajos de mejora de este tipo, además, deben aportar, al acabar los trabajos, el certificado del ahorro de demanda energética conseguido.

Comentarios