viernes. 14.08.2020 |
El tiempo
viernes. 14.08.2020
El tiempo

Asediados por los ataques del lobo en Xesta: "Perdín once becerras nun ano"

Manuel muestra al animal que tendrá que sacrificar por las heridas que le causaron los lobos. DP
Manuel muestra al animal que tendrá que sacrificar por las heridas que le causaron los lobos. DP
El ganadero de A Lama Manuel Castro lanza un llamamiento de socorro a la Administración: "Así non podemos seguir"

Los últimos rigores del invierno están haciendo estragos en la cabaña vacuna y equina de los montes de A Lama, en donde la proliferación de los ataques de los lobos ha agotado la paciencia de los ganaderos.

Uno de ellos, Manuel Castro Vázquez, de Xesta, alertó de que "entre o aumento dos ataques, a falta de resposta da Administración e as complicacións que se poñen para tomar medidas de precaución, como ter mastíns, empezamos a pensar que o máis doado será deixalo. Así non podemos seguir".

Manuel lleva varios días dando cuidados paliativos a una "toura" o "xovenca" (una res de unos tres años de edad) que sobrevivió al ataque de un cánido, pero que tendrá que sacrificar en breve. "Sabemos que foron lobos non só por como atacan, senón porque ata os vemos. Algún compañeiro ten visto ata oito lobos xuntos", señala, antes de contar que a su ternera "deixárona comida polos cuartos traseiros, devoráronlle o rabo, afectáronlle aos órgaos dixestivos e reprodutor e tamén ás ubres. Estou botándolle suero e limpándolle pero tal e como a deixaron non é posible que sobreviva e imos ter que sacrificala. É unha boa rubia galega e aínda por enriba estaba preñada", lamenta.

As perdas son moi cuantiosas e moitos compañeiros pensan en abandoar

La vaca, una de sus "Julianas", que tiene ese nombre porque forma parte de una remesa de cabezas comprada a un criador llamado Julián, es una más de una larga lista. "Calculo que o ano pasado perdín once becerras, e nin contei os poldros. Só podo dicir que aos poldros, ao non ter tanto valor de mercado, nin facemos o esforzo de buscalos para tratar de cobrar a axuda correspondente da Xunta. Pero eu, que teño 50 ous 60 bestas no monte, non conseguín vender nin a primeira cría o ano pasado".

La situación ha llevado a que varios ganaderos de la zona (que tienen ganado en extensivo en Fentosa y Campo), se reuniesen con responsables de la Xunta para plantear sus demandas. "Fálannos de introducir mastíns, pero nós temos gando ceibe e non podemos afrontar as multas que din que se están poñendo por deixar aos cans no monte co gando", apunta.

Non criamos gando nin para vender, e isto estase a converter nunha actividade imposible

Además, aunque los ganaderos multiplican sus esfuerzos por justificar los ataques buscando los restos de los animales y llamando a los agentes de Medio Rural, no siempre consiguen el resultado deseado. Manuel explica que "no meu caso, levo dous anos sen cobrar as axudas e teño que chamar para ver como van os expedientes. Parece que non hai fondos ou non se sabe que pasa. O certo é que as perdas son moi cuantiosas e moitos compañeiros pensan en abandoar", relata.

Manuel Castro habla de descensos alarmantes en la cantidad de cabezas de las cabañas ganaderas en la zona. "Algúns xa se desfixeron de todo; outros, tiñan máis de 100 e agora non teñen nin 40. Non criamos gando nin para vender, e isto estase a converter nunha actividade imposible".

Asediados por los ataques del lobo en Xesta: "Perdín once becerras...
Comentarios