sábado. 21.05.2022 |
El tiempo
sábado. 21.05.2022
El tiempo

La llegada del Ave a Cerdedo, la obra más difícil

Trabajos de Ave en un gran túnel, muy similares a los que se deberán afrontar para enlazar la vía de Alta Velocidad en Carballiño con el Eje Atlántico al Norte de la ciudad de Pontevedra. DP
Trabajos de Ave en un gran túnel, muy similares a los que se deberán afrontar para enlazar la vía de Alta Velocidad en Carballiño con el Eje Atlántico al Norte de la ciudad de Pontevedra. DP
Tras la apertura de la línea de Alta Velocidad que une Pontevedra con Madrid en tres horas y cincuenta y seis minutos, queda pendiente el último tramo para evitar el rodeo hasta Santiago ► Los 20 minutos de ahorro suponen trabajos que incluyen 41 kilómetros de túneles para proteger y salvar los espacios naturales de la zona

Madrid en tres horas y treinta y seis minutos. Ese es el objetivo final de la gran obra subterránea que prepara el Ministerio de Fomento para enlazar la vía de Alta Velocidad que une Ourense con Santiago, a la altura de O Carballiño, con la ciudad de Pontevedra, de forma directa.

El trazado, que desembocará diez kilómetros al Norte de la Boa Vila, a la altura de Barro, discurrirá en un 76 por ciento bajo tierra, a través de túneles de muy laboriosa ejecución, y sobrevolando los montes de de la provincia de Pontevedra en otro diez por ciento, a través de viaductos.

Los datos más actualizados a los que ha tenido acceso este periódico desvelan que el plan consiste en construir la 'variante de Cerdedo', de 53,7 kilómetros de longitud, como primer paso para la futura conexión ya no solo con la ciudad del Lérez y, de forma indirecta, con Vigo, sino también con Oporto, cuyos habitantes viajarían a Madrid en unas cuatro horas y media.

undefined

"El compromiso de este Gobierno permitió que, en julio de 2019, Adif adjudicase la realización del estudio y seguimiento hidrogeológico preceptivo para la declaración de impacto ambiental de la variante de Cerdedo".

Fuentes de la Subdelegación en Pontevedra explican que este proyecto, del que ya se han ofrecido las primeras conclusiones provisionales, fue adjudicado en su momento a la Unión Temporal de Empresas (UTE) Eptisa Servicios de Ingeniería y Sondeos Peñarroya, por un importe de 1,3 millones de euros. Se espera que el informe definitivo esté concluido dentro de seis meses, en julio de 2022.

Las primeras noticias conocidas acerca del citado estudio apuntan, en primer lugar, que la obra por el trazado elegido es "viable". Sin embargo, también pone sobre la mesa los distintos obstáculos que deben superarse para ejecutar el proyecto.

El estudio de impacto ambiental está casi listo y concluye que el trazado previsto es viable pese a los numerosos obstáculos

"Si bien hay numerosos puntos de agua en la zona de influencia del trazado, la afectación no sería relevante, y se puede paliar con medidas correctoras y compensatorias", explican los especialistas.

En total, fueron contabilizadas 504 masas de agua subterránea, las más numerosas en las áreas del túnel de Barro y el de O Irixo, con más de 150 puntos hídricos detectados en cada una de ellas.

De todos los trabajos que se van a llevar a cabo en los próximos años, el más destacado es la construcción de un gran túnel que rozará los 20 kilómetros de longitud, pasando a convertirse en uno de los más largos de Europa, y que unirá la zona de O Carballiño con Cerdedo, atravesando la sierra de O Candán.

El objetivo principal de los túneles es minimizar el impacto ambiental y, unidos a los viaductos, permitir el paso libre de la abundante fauna salvaje que habita en el interior de la provincia de Pontevedra y sus límites con la de Ourense.

Desde Vigo, además de añadir presión para la construcción más pronto que tarde de la variante, proponen una segunda alternativa, con una vía que transcurriría al Sur de la provincia, cerca del Miño. Sin embargo, el Ministerio de Fomento apuesta por la difícil variante por Cerdedo.

La llegada del Ave a Cerdedo, la obra más difícil
Comentarios