Una avería de un generador de un parque eólico provoca un incendio en la Serra do Cando

Las aspas cayeron ardiendo al monte, en donde la intervención de medios aéreos ayudó a contener las llamas

La avería en un aerogenerador de uno de los parques eólicos ubicados en la Serra do Cando originó este jueves un incendio forestal en las inmediaciones del complejo eólico que motivó un amplio despliegue de medios en los montes de A Lama. El incendio en el generador eólico, cuyas causas se desconocen, se generó en torno a las seis de la tarde y se extendió con rapidez por la zona del motor y las hélices del aparato.

Aunque estos molinos están monitorizados y controlados por personal de las empresas eólicas durante las 24 horas, las medidas activadas no permitieron atajar el fuego en la máquina, por lo que el metal e incluso las aspas del molino comenzaron a desprenderse en llamas y cayendo al monte.

De este modo, el fuego se propagó con facilidad por una ladera de la Serra do Cando, en la zona de A Lama, en donde de inmediato se personaron efectivos de las brigadas forestales de la Xunta, así como medios aéreos.

El hecho de que la Serra do Cando no cuente con zonas arboladas en sus cotas más altas, así como la rápida intervención de los medios facilitaron que las llamas se contuviesen en el plazo de unas horas, evitando la propagación por un espacio en el que, además de un amplio dispositivo eólico, hay elementos de importante valor ecológico.

Las llamas eran visibles desde los municipios de A Lama, así como desde Cotobade y algunos puntos de Cerdedo. En torno a las 20.00 horas, los medios presentes en la zona daban por controladas las llamas y esperaban únicamente la llegada de las máquinas "bulldozer" para trazar un perímetro de seguridad y garantizar así que no se produzcan nuevos brotes del fuego. La Serra do Cando alberga desde hace más de dos décadas varias docenas de molinos eólicos, (se calcula que unos 100) pertenecientes a distintas empresas eléctricas. No es la primera vez que se produce una avería en uno de los aerogeneradores, ni tampoco el primer incendio que se deriva de esta situación, puesto que incluso los rayos, o problemas mecánicos no previstos pueden ocasionar fuegos en estos gigantes eólicos, de ahí que los parques estén vigilados constantemente por personal de las eléctricas.

La sierra forma parte de la Rede Natura 2000 por sus ecosistemas de alto valor ecológico, y es Zona Especiais de Conservación (ZEC) , tal y como ordena la Directiva de Hábitats de la Comisión Europea. El espacio protegido supera las 5.000 hectáreas entre A Lama, Cerdedo-Cotobade, Forcarei y Beariz.