En Campo Lameiro hubo que hacer dos pozos nuevos para evitar los cierres

En Cerdedo-Cotobade el sistema soporta, de momento, la presión de la etapa de mayor consumo en agosto
Gota de agua. PIXABAY
photo_camera Gota de agua. PIXABAY

También en Campo Lameiro se inició agosto con un aviso de cierre del suministro a los vecinos, aunque poco después se recuperó el servicio.

El alcalde, Carlos Costa, indicó que desde entonces se mantiene la alerta por la escasez, aunque ha sido posible devolver el servicio a todos los usuarios. Eso sí, el Concello ha tenido que excavar dos nuevos pozos suplementarios para garantizar que las reservas lleguen a todas las viviendas.

Campo Lameiro está situado a orillas del Lérez, río con el que limita la mayor parte de sus parroquias, pero, esto no influye nada en el abastecimiento, ya que todo el sistema municipal y las traídas se sitúan en la parte alta, en el monte y la orografía de todo el concello haría necesarios bombeos para captar del río.

En Cerdedo-Cotobade, según su alcalde, el sistema soporta, de momento, la presión de la etapa de mayor consumo en agosto. Eso sí, hay traídas vecinales que han tenido que empezar ya con restricciones.

En Ponte Caldelas el Concello no ha tenido que cooperar con nuevas comunidades de usuarios rellenando depósitos, pero se mantiene alerta por si es necesario.

Comentarios