domingo. 05.07.2020 |
El tiempo
domingo. 05.07.2020
El tiempo

La canceira de Poio aprovechó el estado de alarma para poner al día sus redes sociales

Jerry es Míster Junio en la Canceira de Poio. DP
Jerry es Míster Junio en la Canceira de Poio. DP
Un vecino del municipio abandonó a un perro en malas condiciones a las puertas de la instalación

La Policía Local de Poio ha abierto un expediente a un vecino que abandonó a un perro en el exterior de la canceira municipal el pasado fin de semana.

Los agentes explican que el animal fue hallado a la intemperie y sin alimentos en el exterior de las instalaciones y que carecía de microchip. Ambos hechos, –tener al animal sin chip identificativo y proceder al abandono del mismo– están penados por constituir un delito de abandono animal. La Policía precisa que, solo por lo segundo, según la Ley de Bienestar Animal, se pueden imponer sanciones de entre 501 y 5.000 euros.

El animal, que apareció atado a un árbol en las inmediaciones de la perrera municipal. DP
El animal, que apareció atado a un árbol en las inmediaciones de la perrera municipal. DP
 

Los responsables de la canceira indicaron este miércoles que el animal se encuentra en buen estado y pendiente de una adopción que se pudo gestionar en las últimas horas y que probablemente culmine en breve.

Tal y como explica Elisa López, responsable del colectivo Fogarcan, que se encarga de la gestión de las instalaciones, el abandono de perros sigue siendo una de las lacras, aunque "durante la etapa del confinamiento, por suerte, las cifras de abandono no aumentaron. Pensábamos que, al no haber gente por la calle, no se estaban denunciando los avistamientos de perros sueltos, pero hemos comprobado, con la desescalada, que tampoco ha habido efecto rebote y la cantidad de perros que llegan a nuestras instalaciones es similar a la anterior a la pandemia".

La canceira tampoco ha tenido un repunte de adopciones por el efecto de los primeros meses del confinamiento, en los que los propietarios de cánidos podían salir tres veces al día, "y quienes quisieron adoptar han esperado a que se terminase el estado de alarma".

Con respecto a los tres meses de parón, "con menos paseos y menos adopciones, nos hemos puesto al día en las redes sociales", explica Elisa López. El colectivo ha reactivado su cuenta de Facebook, su perfil de Instagram y su blog, con lo que han mejorado también el rendimiento de su canal de YouTube.

En todos estos perfiles es posible ver a los perros y gatos en adopción y con ello ha mejorado el funcionamiento de la perrera. En casos como los de los abandonos de gatos se están gestionando acogidas con eficacia y los perros que siguen esperando por una familia pueden ser vistos por mucha más gente.

La canceira de Poio aprovechó el estado de alarma para poner al día...
Comentarios