miércoles. 25.11.2020 |
El tiempo
miércoles. 25.11.2020
El tiempo

El alcalde de Vilaboa pide una solución para los peatones en el macronudo de la A-57

Maica Larriba, en el encuentro con el regidor y la edil Carmen Gallego. G. GARCÍA
Maica Larriba, en el encuentro con el regidor y la edil Carmen Gallego. G. GARCÍA
César Poza realizó la primera visita institucional a la subdelegada del Gobierno

La pandemia, la A-57 y las necesidades de los vecinos afectados por la obra de la subestación de Bértola fueron los tres ejes principales de la reunión mantenida por el alcalde de Vilaboa, César Poza, con la subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba.

Poza compareció en esta primera toma de contacto acompañado por la edil Carmen Gallego y con una larga lista de temas pendientes debajo del brazo. El primero de ellos, las obras de la A-57 y el proyecto del nudo que unirá esta vía de alta capacidad con las carreteras N-554 y 550. Los vilaboeses han planteado alegaciones y resistencia al proyecto (que dejará en el actual entronque una sucesión de glorietas y viales de servicio de grandes dimensiones), aunque sin el resultado deseado.

La cuestión para el Concello, una vez que las obras han seguido su curso, es lograr que el plan incluya un paso específico para peatones y vehículos de tracción mecánica. Si el eje en el que se cruzan las dos carreteras nacionales ya no era un punto seguro, desde el punto de vista de peatones y ciclistas, el Gobierno Local defiende que el futuro, con el nuevo plan, no lo hace más prometedor. "Na actualidade o Ministerio realizará unha solicitude de orde de estudo para as actuacións de mellora da permeabilidade nas marxes da N-550 tal e como solicita o concello de maneira que se poida garantir o transito peonil de maquinaria agrícola. Este trámite é o paso previo para a redacción dun proxecto definitivo", explicó Maica Larriba tras el encuentro.

Lo ideal, tal y como defiende el alcalde, es que, al ser un tema que formaba parte de las alegaciones, se incluya ya en el proyecto existente "e non requira doutro proxecto e toda a súa tramitación, co que iso significaría".

Hay otras preocupaciones relativas a la A-57 "como son a distribución da canalización de todas as augas, incluídas as pluviais, onde xa detectamos un erro na zona de Campo de Boi que pode deixar moi afectada a propiedade de un veciño", aclara el alcalde, que demanda, principalmente "que exista un único interlocutor da empresa executora ou de Fomento ao que poder dirixirnos ante calquera problema".

Otro de los múltiples asuntos tratados fueron las obras ya iniciadas de la subestación eléctrica que abastecerá la línea del Ave. Los trabajos están en marcha y al Concello le preocupa que un uso intensivo del vial municipal de acceso derive en el deterioro del mismo. "Pedimos que haca coidado e se vaia reparando o que se estraga, porque moitos veciños usan tamén o vial".

Por último, subdelegada y alcalde acordaron realizar con la mayor brevedad una Xunta Local de Seguridade, con la que se tratarán asuntos que competen a ambas instituciones, como la gestión de las restricciones derivadas del número de contagiados de covid-19 en Vilaboa.

El alcalde de Vilaboa pide una solución para los peatones en el...