sábado. 22.02.2020 |
El tiempo
sábado. 22.02.2020
El tiempo

El cierre de la EP-0601 para su reforma durará mes y medio

La zona donde se iniciaron los trabajos, en la tarde de este lunes. RAFA FARIÑA
La zona donde se iniciaron los trabajos, en la tarde de este lunes. RAFA FARIÑA
Los trabajos que se desarrollarán en el tramo Campelo-Anafáns mejorarán la capacidad peatonal de la carretera provincial que vertebra el interior de la localidad poiense

La Concellería de Obras de Poio anunció a finales de la semana pasada el cierre total de una de las carreteras provinciales incluidas en el paquete de mejoras de la calidad urbana y la seguridad vial en la red interior de Campelo.

El cierre, que fue efectivo desde primera hora de la mañana de este lunes, afectará al tráfico Campelo-Anafáns, en un tramo de unos 150 metros y no generó mayores alteraciones a los residentes en la zona. El Concello había iniciado la comunicación con los vecinos afectados antes de adoptar el corte definitivo, puesto que se calcula que el periodo sin tráfico durará aproximadamente un mes y medio.

El paquete de medidas para esta carretera está presupuestado en 1,7 millones y es ejecutado por la UTE Arines y Marconsa

El edil de Obras, Gregorio Agís, señaló que esta intervención se aprovechará para la renovación integral de los servicios del tramo, de unos 150 metros de longitud y para la construcción de un muro de contención necesario para el ensanche de esta zona del vial.

Agís recordó que los trabajos forman parte del paquete de medidas adoptado por el Concello y la Deputación Provincial para reformar el entorno urbano en el centro de la localidad perteneciente a San Xoán, en donde se han desarrollado ya algunas de las intervenciones previstas, como las obras de la calle Padre Avelino, que también necesitaron de un corte total de tráfico para su completa ejecución.

El paquete de medidas está presupuestado en 1,7 millones de euros, financiados por la Deputación Provincial mediante un convenio firmado con Poio para la mejora de la movilidad peatonal entre el tramo Portosanto-Campelo y el tramo de la bajada al puerto.

La UTE compuesta por las firmas Arines y Marconsa es la adjudicataria de estos trabajos, que permitirán dotar de sendas peatonales y otras medidas de seguridad activa y calmado de tráfico a todo el tramo interior de Campelo.

Las obras cuentan con viales alternativos y avisos en las entradas del vial provincial y permiten, de momento, el acceso a residentes en la zona.

El cierre de la EP-0601 para su reforma durará mes y medio
Comentarios