Combarro sale a la calle en defensa de las plazas del puerto

Tenso cruce de reproches entre la Consellería de Infraestruturas y los grupos municipales

20220705_RafaFari_063
photo_camera Un momento de la protesta en el exterior da Canteira de Combarro. R. FARIÑA

Jornada de tensión política e institucional en Poio, en donde este martes se produjo una concentración de representantes políticos y vecinales en la explanada de A Canteira de Raxó para rechazar la decisión de la Xunta de cerrar una parte del aparcamiento del puerto, en donde se acopiará material para la obra del emisario submarino de la ría.

Decenas de persoas acudieron a la concentración, en la que el alcalde, Luciano Sobral, sujetó, en colaboración con el resto de los representantes de la Corporación, la pancarta reivindicativa, con la que se denuncia el "estrangulamento" que la decisión de cerrar la zona portuaria supondrá para la villa turística.

Sobral manifestó que, pese a las contundentes razones aportadas por la Xunta, "seguiremos a insistir para que a Xunta cambie os tempos da actuación, porque consideramos que son moi desafortunados". Ademais, incidiu no feito de que o Concello non se opón "a unha obra tan necesaria coma a do emisario, pero entendemos que hai que estudar alternativas para que o impacto na actividade na contorna sexa o menos grave posible".

El alcalde recordó también que desde la Xunta informaron al Concello de estos trabajos "apenas uns días antes de que comezasen" y destacó la necesidad de revisar opciones como que las tareas se desarrollen desde el puerto de Marín o se postpongan hasta septiembre.

Precisamente, el Gobierno local mantuvo este martes una reunión con representantes del sector pesquero y bateeiro de Poio, en el que los representantes de estas agrupaciones confirmaron que no tendrían inconveniente en que las  obras se realizasen una vez completada la temporada estival.

Precisamente, la Xunta insistió durante la jornada de la necesidad e importancia de la obra, con la que  se beneficiará al conjunto de los habitantes del ayuntamiento de Poio -más de 17.000 personas- al tratarse de una actuación de vital importancia para el saneamiento de la ría, para la mejora de su estado ambiental, para los profesionales del mar y para la ciudadanía.

ÚNICA OPCIÓN. La Consellería de Infraestruturas insiste en que la elección del puerto de Combarro se ha determinado "como a única alternativa viable", cuenta con una inversión de la Xunta de 12 millones de euros y dará servicio a 140.000 habitantes de la ría de Pontevedra.

Los trabajos que se están realizando, apunta, "son fundamentales para garantizar a boa calidade das aguas da zona e que a producción de moluscos bivalvos -tanto del marisqueo como do sector bateeiro- non se vexa prexudicada por empeoramientos na clasificación microbiolóxica das zonas de produción".

El Ejecutivo gallego lamenta las molestias que el cierre de espacios, pero apela a la comprensión de todas las partes y recuerda además que el Concello de Poio "foi advertido" del inicio de las obras antes de que se inhabilitara esta zona portuaria, por lo que desean que el Gobierno local mantenga una posición constructiva en este sentido y haga los esfuerzos necesarios para solucionar los posibles problemas de aparcamiento que puedan surgir mediante la busca de nuevas zonas de estacionamiento en las cercanías. Hace falta tener en cuenta que el déficit de aparcamiento municipal que no resolvió el Ayuntamiento, es lo que viene motivando que la zona portuaria se venga usando como zona para estacionar a pesar de no ser un aparcamiento.

Los trabajos -que se están realizando desde lo porto de A Canteira, en Combarro- son complejos y requieren de un espacio, instalaciones y condiciones meteorológicas y marítimas muy específicas, por lo que los técnicos eligieron este muelle como el más acomodado para realizar las maniobras con las máximas garantías de seguridad y especialmente en la época en la que nos encontramos, en los meses de verano, que son los más idóneos.

REACCIONES. Estas declaraciones encontraron su respuesta en sendos comunicados de BNG y PSOE de Poio, con los que se instaba a su vez a la reflexión y a la búsqueda de alternativas para una villa, que ven "bloqueada" por la acción de Portos. A su vez, el PP local, encabezado por Ángel Moldes, participó en el encuentro para apoyar a los vecinos aunque considera que "os únicos culpables da falta de aparcamento en Poio son o BNG e os seus socios".

Comentarios