domingo. 19.09.2021 |
El tiempo
domingo. 19.09.2021
El tiempo

Una comunidad de vecinos de Campelo, sitiada por un nido velutinas en el tejado

velutinas
Imagen de algunas velutinas. DP
Un total de 24 familias, entre las que se encuentra la del periodista madrileño Pedro Montoliú, pasan el verano con los pisos cerrados a cal y canto ► El nido se encuentra en una zona inaccesible

No están pasando el verano que habían previsto, ni mucho menos. Si en un descuido dejan abierta una ventana, se les cuelan en casa hasta 15 avispas velutinas, que han instalado su nido en el tejado de una urbanización de Campelo en la que viven alrededor de 100 personas, tanto de forma permanente, como durante la temporada estival.

Uno de los afectados es, precisamente, el periodista madrileño Pedro Montoliú, que compró su segunda residencia en la urbanización hace 17 años y, desde entonces, "nunca había tenido un problema así". Y es que, a pesar de que son cuidadosos, las avispas se cuelan por cualquier recoveco. "Yo he matado dos, aunque prefiero no hacerlo. El vecino 14, y una chica que se ha dejado abiertas las ventanas se ha encontrado a 15 dentro".

Llamadas al 012, luego al 112, Seaga e incluso a Emerxencias de Sanxenxo, al GES y a Protección Civil de Poio. Así ha sido el peregrinaje telefónico de Montoliú en los últimos días, con ningún resultado. "El problema es que el nido está en una zona inaccesible del tejado. Han hecho un informe diciendo que es inalcanzable. Los bomberos nos dicen que no están para esto, los de Seaga no pueden subir a los tejados, y mucho menos Protección Civil, que son voluntarios", explica.

La comunidad, que está viviendo una situación peligrosa, por la cantidad de avispas que se cuelan en sus casas, y a la vez incómoda, al no poder ventilar las viviendas con el calor de los últimos días, reclama una solución para una problemática que, asegura Montoliú, deriva de una tala en el monte cercano, tras la que las avispas asiáticas habrían buscado un nuevo lugar donde anidar.

La única esperanza de la comunidad es, ahora, "que busquen un nido definitivo y abandonen el de nuestro tejado. Si no lo hacen, tendremos que esperar hasta el invierno, y pasaremos todo el verano con las puertas y ventanas selladas, con un calor tremendo, y esperando que no nos piquen. Esta situación es de una gran impotencia ante las administraciones".

En el caso e Poio, el Concello ha renovado el pasado abril el convenio con la Fegamp y la Xunta para la retirada de nidos de velutinas, por lo que cualquier persona que detecte uno deberá llamar al 012.

Una comunidad de vecinos de Campelo, sitiada por un nido velutinas...
Comentarios
ç