Jueves. 27.06.2019 |
El tiempo
Jueves. 27.06.2019
El tiempo

La construcción de la piscina municipal de Barro se podrá terminar en mayo

La parte más compleja de la obra ya está acabada. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
La parte más compleja de la obra ya está acabada. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El Concello cuenta con una subvención para la contratación de dos socorristas y ha iniciado la urbanización del entorno para que la infraestructura y su calle estén listas de cara al verano

Las obras de la piscina municipal del concello de Barro darán un salto cualitativo en las dos próximas semanas, según indicó el alcalde, Xosé Manuel Fernández Abraldes, este lunes, tras mantener conversaciones con la empresa responsable de la ejecución de la obra, que indicó que en estos momentos faltan detalles del montaje eléctrico, el alicatado del vaso de la piscina, y otros remates propios de esta etapa constructiva.

El buen tiempo puede ayudar, además, a que los trabajos se completen con mayor rapidez, ya que algunas de las tareas no se podrían realizar en caso de registrarse lluvias. El bipartito de Barro apostó por la construcción de esta dotación: una piscina al aire libre, orientada a su uso como espacio de recreo, al carecer de costa y contar con el Parque de A Barosa como único lugar de esparcimiento fluvial. La piscina fue incluida en el Plan de Reequilibrio de la Deputación, y cuenta con un presupuesto de 358.488 euros, financiados íntegramente por la institución provincial. Del total, 286.790 euros son aportados por la entidad provincial en virtud del citado plan y los 71.697 restantes se financian a través del Plan Concellos.

El alcalde explicó que la piscina podrá abrir este verano si no hay contratiempos

El proyecto se realizó, tal y como explicó recientemente el alcalde, "tendo en conta as esixencias de accesibilidade, tanto no edificio de servizos como no vaso da piscina, que contará cunha rampla de acceso moi innovadora". Se trata de una pendiente con poca inclinación que permitirá ir adentrándose en la zona de baño paulatinamente, facilitando el uso de la instalación a las personas con problemas de movilidad.

El alcalde explicó que la piscina podrá abrir este verano si no hay contratiempos. El Concello ya tiene concedida la subvención autonómica para contar con dos socorristas los tres meses de verano y también se cuenta con los recursos hídricos para ponerla en marcha.

La parte más complicada de los trabajos ya está finalizada
La parte más complicada de la obra, la construcción de la piscina y del inmueble de servicios en el que se instalarán baños y vestuarios, ya está lista. El alcalde indicó que en esta fase lo más difícil será ver cómo se complementan los equipos que se responsabilizarán de tareas como el alicatado, las instalaciones de electricidad y fontanería, y los responsables del ajardinamiento del espacio.

Al ser tareas diferentes, se podrán desarrollar en paralelo, por lo que, si las lluvias no ralentizan la ejecución, las instalaciones estarán listas en algo más de un mes.

La intención del Concello de Barro es que esta nueva piscina pueda entrar en funcionamiento este verano, algo para lo que contará con dos socorristas y para lo que es necesario aprobar un reglamento de uso y una normativa municipal.

URBANIZACIÓN. En paralelo con la finalización de esta obra, el Concello ha iniciado la urbanización del tramo de carretera inmediatamente anterior, en Outeiro.

Se trata de una actuación financiada con 92.000 euros del Plan Concellos que comprende la renovación de tuberías para la canalización del saneamiento, la separación de pluviales, la construcción de aceras, la aplicación de capa asfáltica y la protección de un lateral de una rampa de acceso a la piscina.

La construcción de la piscina municipal de Barro se podrá terminar...
Comentarios