Sábado. 20.01.2018 |
El tiempo
Sábado. 20.01.2018
El tiempo

Denuncia el uso de lazos en Corredoira para provocar la muerte de jabalíes

Instantánea de una trampa asesina en el monte de O Meixueiro. MARÍA FORTES
Instantánea de una trampa asesina en el monte de O Meixueiro. MARÍA FORTES

Una vecina advierte de que "estas prácticas habituais" han causado daños a otros animales

Una vecina de Corredoira, en Cerdedo-Cotobade, denunció el pasado sábado, día de Reyes, la presencia de un lazo de acero para cazar de modo furtivo que acabó con la vida de un ejemplar de jabalí de unos dos años de edad.

Esta vecina, María Fortes Blanco, que lleva algunos años residiendo en la parroquia cotobadesa, alertó al Seprona y a Medio Ambiente para que tratasen de salvar al ejemplar, que finalmente pereció tras horas de espera por un dardo tranquilizante.

La denunciante señala la frecuencia con la que se están encontrando estas trampas ilegales y la crueldad con la que mueren los animales –salvajes o domésticos– que quedan atrapados en las mismas.

Tal y como relata la afectada, el animal quedó atrapado en el lazo en una zona muy próxima a las viviendas del lugar de O Meixueiro, donde hay menos de media docena de casas habitadas. "Saímos a dar un paseo cos cans e primeiro oímos os ronquidos. A medida que avanzamos un pouco xa puidemos ver ao animal, pasando un gran sufrimento".

María denunció de inmediato la situación ante el Seprona, pero mientras esperaba su llegada pudo hacer fotos del ejemplar, de unos dos años de edad, que estaba aterrorizado y no conseguía liberarse del lazo metálico. Tampoco los agentes consiguieron hacer nada, "aínda que me sorprendeu gratamente a súa disposición por procurar a liberación do xabarín desde o primeiro momento". Tras llamar en varias ocasiones al Centro de Atención de Cotorredondo, los agentes desistieron y buscaron un veterinario. El especialista acudía ya dispuesto a practicar la eutanasia al animal, que a media tarde parecía desfallecido. El jabalí se había enroscado más en el cable y estaba casi preso del árbol. "No tempo que tardou o veterinario en facer a mestura e montar o dardo sedante e acercarse de novo o máis preto do xabarín, este, o pobre, xa falecera", apuntó.

Aunque se aplicó el dardo por si seguía vivo, minutos después, tanto el veterinario como los agentes del Seprona y el agente de Medio Ambiente que también se acercó al punto pudieron comprobar que el animal había muerto como consecuencia del agotamiento y el estrés.

La vecina de Corredoira expresa su rechazo a la práctica de caza furtiva con lazos, pero, más allá de esta ilegalidad, quiere hacer hincapié en la necesidad de poner fin a la tolerancia social con las costumbres que en realidad encubren actos de manifiesta crueldad con los animales.

Animales muertos por el uso de un lazo se ven con frecuencia, pero pocas veces el hombre llega antes de que este acabe con la vida del animal. María Fortes pudo fotografiar al jabalí con vida e incluso albergó la esperanza de salvarlo, aunque, finalmente, falleció víctima del estrés y el agotamiento.

"Ós individuos de intelixencia básica que fan isto dálles igual que atrape os cans"

María Fortes pide que se tomen medidas contra esta práctica, y desea que "cando menos, ao saber que vén o Seprona e Medio Ambiente, a estes individuos lles deixe de interesar esta zona".

La mujer destaca que no es la primera vez que ha oído hablar de lazos, puesto que "esta, lamentablemente, é unha practica habitual por aquí. Tan habitual que fai tan só uns meses, dous dos cans mastín doutro veciño de Corredoira foron presos doutros lazos de aceiro. Neste caso, houbo final feliz porque, a Deus grazas, un deles conseguiu romper o lazo e chegar de novo á casa. E a raíz diso lograron dar co outro can que aínda quedaba preso", relata.

María, que también tiene varios canes, teme que al soltarlos se escapen al monte y puedan sufrir la misma suerte que el jabalí que murió a apenas 100 metros de su casa.

"A estes individuos de intelixencia moi básica que promoven as trampas dálles o mesmo que estas non fagan distintición entre as súas presas, podendo quedar atrapado calquera outro animal para o cal non estaban destinadas nun principio, como por exemplo cans. Eu teño varios, paseamos a miúdo e dáme auténtico pánico pensar que poidan quedar atrapados, agonizando lentamente día tras día sen posibilidade de librarse de tan cruel aparello. E como o can calquera outro animaliño que teña a desgraza de atoparse con el", apunta María Fortes.

Aunque la Benemérita le ha preguntado por los autores, la denunciante no sabe quién o quiénes han podido colocar el lazo, aunque apunta que en su zona "temos moi poucas casas habitadas e non hai cultivos. O que si hai son fincas particulares nas que o xabarín entra de cando en vez e fai estragos, pero vamos, non penso que se poida dicir que dana leiras nas que hai plantacións agrícolas, porque non é o caso".

Denuncia el uso de lazos en Corredoira para provocar la muerte de...