La Deputación de Ourense respalda las peticiones del Pacto de Pedre y la propuesta de la autovía

El presidente del ente provincial, Luis Menor, considera que, además de la reforma "que é máis que necesaria", es el momento de volver a estudiar la fórmula para comunicar con un vial de alta capacidad las dos capitales del Sur de Galicia "cunha conexión sólida e de futuro"
Pedre and Luis Menor
photo_camera Los alcaldes del Pacto de Pedre, en su encuentro con el presidente provincial de Ourense, Luis Menor (cuarto por la izquierda). DP

"Máis ambición" y una mirada a medio plazo, además de la urgente reivindicación de una mejora integral en la N-541 a su paso por los concellos de interior, desde Cerdedo-Cotobade hasta Punxín, municipio en el que termina el vial, ya en la provincia de Ourense. Este es el resumen de la lectura que ha sacado el presidente de la Deputación Provincial de Ourense, Luis Menor, tras su encuentro, este jueves, con los alcaldes del Pacto de Pedre.

Menor recalcó la importancia de la petición unánime de los alcaldes de los municipios afectados de dos provincias y no dejó de lado el papel del hecho que acabó de abrir los ojos a los alcaldes de la zona respecto del estado de esta carretera. Así, señaló que el trágico accidente en la Nochebuena de 2022, con siete fallecimientos, mostró la crudeza de la situación de falta de seguridad que tiene una vía que vertebra dos provincias y une dos capitales de provincia. 

"A estrada está igual que hai 30 anos, salvo algún remendo que en nada mudou a situación. A Deputación non pode ser máis que solidaria e reivindicativa cunha petición de aumento da seguridade, pois as mortes non as podemos soportar", indicó, para, a renglón seguido, sumarse a la reivindicación añadida por el Concello de Pontevedra en la reunión mantenida esta misma semana en la que se pidió abordar la falta de vertebración entre las dos capitales de provincia, que carecen de un vial de altas capacidades por los concellos del interior. 

Así, Menor consideró también que es el momento de poner sobre la mesa esa reivindicación de nuevo. Un acuerdo que entiende que exigirá a todas las partes "maior ambición", de modo que sin restar prioridad a "unha reforma que é máis que necesaria", propone combinarla "cunha vía de alta capacidade que una as capitais das provincias de Ourense e Pontevedra. Sería a solución definitiva para vertebrar, solucionando os problemas actuais e dispoñendo dunha conexión sólida e de futuro na que o Goberno central se debe poñer a traballar, polo ben de ambas provincias".

A la reunión acudieron los alcaldes y alcaldesas firmantes del Pacto de Pedre: Jorge Cubela, de Cerdedo-Cotobade; Patricia Torres, de Boborás; Manuel Prado, de Beariz; Manuel Vázquez, de Punxín; Susana Iglesias, de O Irixo, Manuel Iglesias, de Maside, y Francisco Fumega, de O Carballiño, quien no pudo comparecer en los mismos encuentros realizados esta semana en Pontevedra. 

"O Goberno central débese poñer a traballar (no estudo dunha vía de alta capacidade) polo ben de ambas provincias"

Fue Cubela el que ejerció de portavoz del colectivo recordando el mal estado del vial, "a súa falta de adherencia, situación actual e estado de conservación está provocando unha grave inseguridade para as persoas, con demasiados sinistros de tráfico", que llevaron a demandar como necesidad inmediata "unha capa de rodadura no seu trazado integral e mellora nos accesos aos núcleos".

El Pacto de Pedre nació en enero de este año, después del trágico suceso que acabó con la vida de siete pasajeros de un autobús que se precipitó por el viaducto al río Lérez en Nochebuena de 2022. Desde el principio, los alcaldes señalaron que la carretera nacional, en la que no ha habido grandes inversiones en las últimas décadas, está en un proceso de decadencia y obsolescencia derivado de la falta de inversión.

El pacto se retomó después del verano con una ronda de reuniones institucionales que esta semana llegó a las dos deputaciones y a las ciudades de Pontevedra y Ourense, en donde se señaló la conveniencia de retomar el estudio de una autovía alternativa, que realizarían el Estado y la Xunta y que contemplarían articular también la conexión con la comarca del Deza.

En el Concello: Jácome se adhiere a las peticiones de sus homólogos
También el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, y el teniente de alcalde, Armando Ojea, participaron en una reunión con representantes de los ayuntamientos por los que discurre la N-541, para reclamar actuaciones de mejora integral de esta vía que permitan garantizar la seguridad vial y reducir la elevada siniestralidad que presenta. 
El Gobierno municipal de Democracia Ourensana, asume la moción  que proponen los concellos del pacto y que trasladará a todos los grupos políticos municipales para llevar a Pleno como texto conjunto o declaración institucional para ratificar la adhesión a estas reivindicaciones, que vienen realizando los concellos por los que discurre la vía a excepción de Forcarei. En consecuencia, Ourense asume también el compromiso de instar al Gobierno de España a que acometa, con la mayor urgencia posible, la mejora integral de la N-541 en su totalidad, solicitarles a los grupos políticos del Parlamento de Galicia que apoyen sus reivindicaciones, así como demandar a la Xunta de Galicia y al Gobierno Central el inicio de un estudio para la creación de una autovía Pontevedra-O Carballiño, con conexión hacia Lalín.
PEDRE and Jácome
Los alcaldes del pacto, en el Liceo, en Ourense, con el alcalde Jácome (cuarto por la izquierda). D. P.

Comentarios