martes. 15.06.2021 |
El tiempo
martes. 15.06.2021
El tiempo

Francisco Regalado apura sus últimos días en el callejero de Combarro

El tramo final de la calle Francisco Regalado pasará a denominarse Paseo das Redeiras y el inicial Baixada á Chousa. JAVIER CERVERA
El tramo final de la calle Francisco Regalado pasará a denominarse Paseo das Redeiras y el inicial Baixada á Chousa. JAVIER CERVERA
El Concello anuncia que el día 29 realizará el acto de cambio de nombre de la calle dedicada al que fuera ministro de la Marina con Franco

A finales de mayo, Francisco Regalado dejará de dar nombre una calle de Combarro. El cartel con el nombre del que fuera ministro de la Marina y colaborador de Franco será sustituido el día 29 de este mes, según confirmó la titular del departamento de Memoria Histórica de Poio, la nacionalista Marga Caldas, que añadió que el cambio de nomenclatura se realizará mediante un pequeño acto con el que se procederá a colocar las placas con las nuevas denominaciones.

Tras realizar varias consultas, entre ellas con los colectivos locales, se ha decidido que el vial pase a dividirse en dos calles. El primero tramo será la Rúa Baixada á Chousa (que va desde el inicio de la actual Avenida Francisco Regalado hasta el número 44) y el segundo pasará a llamarse Paseo das Redeiras (desde el número 46 hasta el final, en las cercanías del muelle de A Canteira).

Aunque el proceso de cambio de denominación se ha prolongado por más de dos años, por si algún vecino no se ha dado por enterado, el Concello comenzó a remitir una serie de cartas al vecindario de la zona, en la que se les informa del cambio, que afectará a las direcciones postales de los inmuebles.

La misiva, firmada por el alcalde, Luciano Sobral, y la propia titular de Memoria Histórica, incluye un plano del callejero municipal, en el que se detalla la nueva denominación, así como los cambios existentes en la numeración.

En las cartas se aclara que estas modificaciones afectan a lo que será el nuevo Paseo das Redeiras, quedando el primer tramo como estaba hasta ahora.

Tal y como se recuerda en esta comunicación, esta iniciativa cristalizó gracias a la implicación de los colectivos culturales y vecinales de la parroquia de Combarro, para lo cuál se impulsó un proceso participativo, en el cual, recuerda Marga Caldas, "as propostas xiraron en torno á recuperación da toponimia tradicional, así como ao recoñecemento ao labor das mulleres na actividade económica e na vida social da vila, e á democratización das denominacións, coa supresión daquelas que estean vencelladas á ditadura franquista".

Caldas aprovechó la ocasión para, una vez más, agradecer la implicación y el interés del tejido cultural y social a la hora de participar en este proceso. "Desde o Concello seguiremos dando pasos e tramitando actuacións que garantan esta hixiene democrática, apostando por aplicar novas denominacións a espazos públicos e rúas do noso municipio que a día de hoxe aínda fagan referencia a unha das épocas máis escuras do noso país", indica la concejala. Para eso, se continuará apostando por la filosofía mantenida con Francisco Regalado, teniendo en cuenta la toponimia local y dando visibilidad a la figura de la mujer, en el caso de la calle dedicada a las rederas, habida cuenta de que buena parte del callejero de Poio cuenta con nombres y referencias masculinas.

Francisco Regalado apura sus últimos días en el callejero de Combarro
Comentarios
ç