"No hemos podido decir si el informe es compatible con nuestra planificación"

Teresa Gutiérrez, directora de Augas de Galicia, nos explica que la Xunta tiene su propio veredicto sobre el informe de refuerzo del abastecimiento de Vigo que saca el sueño a Ponte Caldelas y Soutomaior y no asume todo su contenido. La cuenca del Verdugo no es la única candidata a aportar el agua a la zona Sur, ni existe un único método. Avanzan los trámites para eliminar Salto do Inferno
Teresa Gutiérrez, directora de Augas de Galicia. AGN
photo_camera Teresa Gutiérrez, directora de Augas de Galicia. AGN

La entidad que dirige Teresa Gutiérrez, Augas de Galicia, está en el foco desde que se conoce el contenido del informe elaborado para responder a las deficiencias del abastecimiento de Vigo. Hay 21 propuestas sobre la mesa y Gutiérrez, que se hizo cargo de Augas de Galicia después de la crisis de la sequía de 2017, las conoce todas y cree que para avanzar es preciso que participen todas las partes afectadas, a través de una tramitación ambiental.

Una vez que el informe sobre las garantías del abastecimiento de Vigo y la cuenca sur está en manos de las administraciones, ¿cuál es el siguiente paso que corresponde?

Este proceso partió de la demanda del Ayuntamiento de Vigo de tener nuevas fuentes de suministro, que es una demanda general de todos los municipios ante la situación que se está dando, en especial ante la sequía y ante la constatación de que el cambio climático viene para quedarse. Augas de Galicia tiene sus planes para toda la cuenca, el Plan Agua que ya aborda este tema, pero parece que no convencían al Ayuntamiento de Vigo y fue él el que planteó este estudio, que lideró el Estado. Es un abastecimiento que compete a 16 ayuntamientos de las cuencas Galicia-Costa y Miño Sil. Entendemos que, de hacerse, lo tendría que liderar el Estado. En esa línea, lo primero que tendría que hacer es someterlo a Evaluación de Impacto Ambiental. Además, la actuación debe considerarse de Interés General del Estado.

¿Se tramitaría la totalidad o solo las opciones ya recomendadas?

Las tramitaciones ambientales vuelven a considerar todas las ideas. En este proyecto hay 21 alternativas. Los estudios de impacto ambiental siempre validan la elección de la opción, pero la diferencia es que se hace no solo con la información de quien ha promovido el proyecto, sino con la información de todas las partes. Habría una participación que no ha habido hasta ahora.

Los municipios afectados se quejan de haber tenido que patalear por recibir el proyecto. ¿Eso significa que no tiene entidad el estudio?

Se ha elaborado, pero no está tramitándose. Los organismos que hemos participado, como organismos de cuenca, hemos aportado información, pero no hemos podido opinar, hacer balance o decir si esas actuaciones que proponen son compatibles con nuestra planificación hidrológica o no.

Sobrre o Salto do Inferno: "Ha sido uno de los pocos informes que dice que hay que eliminar el obstáculo y aquí la valoración técnica se respeta siempre"

¿Y lo son?

Algunas no, y lo dijimos todo el tiempo. La alternativa que han elegido como prioritaria plantea varios elementos. Uno de ellos es el bombeo desde la confluencia del Verdugo y el Oitavén. Se ha evaluado en muchas ocasiones y vemos que en épocas de sequía -que es cuando se demanda el caudal extra- esa confluencia no tiene nada más que el caudal ecológico y este no es susceptible de extraer. Esa solución no sería valorable. El propio estudio lo dice. Es un elemento a cuestionar. No puedo hablar de las alternativas que comprenden el bombeo desde el Miño, que no es nuestro órgano de cuenca (depende de la Confederación Miño-Sil, de nivel estatal) y no conozco bien los caudales o las demandas. En resumen, vemos que es un estudio inicial, valioso porque pone muchas alternativas sobre la mesa, pero que no puede considerarse ejecutivo y en todo caso debería tener un órgano sustantivo, es decir, que lo tramite.

Sobre las incoherencias, se han detectado más errores. Se refiere a Salceda de Caselas en vez de a Ponte Caldelas, califican A Fraga de municipio, no mencionan A Lama, en donde se descartó una alternativa de embalse, pero sí Cotobade... ¿Eso le resta credibilidad?

Es un estudio muy ambicioso. Afecta a 16 ayuntamientos y evalúa muchas cosas, de modo que las recoge a gran escala. A mí me parece un buen trabajo, pero entiendo que puede llevar incorrecciones fruto de no afinar en la pequeña escala. Como análisis global ha abordado muchas ideas que son interesantes, ha puesto todas las posibilidades sobre la mesa y eso no es malo. Sí se detectan problemas concretos cuando baja al detalle. Pero hay que pensar a futuro y este trabajo sirve para ello. Además, en todo momento dice que las demandas a día de hoy están cubiertas con una buena gestión de los sistemas que tenemos. Este año con registros extremadamente bajos, veremos lo que pasa, cuales son los puntos más críticos del sistema.

Sobre dragar Eiras: "Los dispositivos de la presa permiten el transporte de sólidos decantados. No vemos necesario un dragado"

Los plazos también generan controversia. El estudio fija un umbral hasta 2070...

Los plazos de las grandes infraestructuras se planifican entre 50 y 25 años. Otra cosa es cuando no se planifica bien y se hace todo con el agua al cuello. Lo que nos dice la UE para planificar es que pongamos la vista en el futuro. Es un plazo razonable y no quiere decir que todo se haga el último año. Habría que escalonar las medidas y ver lo que pasa, para adaptarnos a las circunstancias. Las infraestructuras que se plantean requieren unos trámites que no son en el corto plazo. No se materializará nada ni en cinco años. Si estas fuesen las soluciones, no se señala cuál es la más prioritaria, o que sistema es más crítico (Eiras o Zamáns) por eso pienso que adolece de algunos fallos. Otra posibilidad en estos estudios siempre es -y yo creo que es realista- que este sitio no puede crecer. Lo vemos en el Levante español, que no puede crecer porque no va a tener más agua. Este que en Galicia nunca nos hemos planteado, podría ser otro escenario.

Además del polémico de Forzáns se analizó un embalse en A Fraga. ¿Están los dos sobre la mesa?

El Verdugo no va de forma natural al sistema de Eiras. Cambiar el agua captada de cuenca (del Verdugo al Oitavén, en donde se ubica Eiras) requeriría impulsarla y una solución que llegase por impulsión, como la del embalse del Verdugo, estaría peor puntuada que otra que llegase por gravedad, como la del Oitavén. Además siempre se prioriza el menor deterioro del sistema fluvial. El río Verdugo está en mejor estado y no tiene grandes alteraciones de modo que siempre tendría peor puntuación una opción en su cauce. Pero no estamos aún en ese momento. Antes de eso hay que valorar otras alternativas que no se han considerado.

La segunda opción, según parece, sería recurrir a la impulsión de agua desde el Miño a todo el sistema. Es algo que en 2008 también se planteó Augas de Galicia...

Nosotros vemos que hay una parte del sistema, es decir, los municipios de la zona sur de Vigo, que tienen grandes demandas en el verano, entre otras cosas por la proliferación de piscinas, solo hay que ir a Google y verlo. El río Miño es mucho más caudaloso que ninguno de nuestra demarcación. Por otra parte, en la actualidad el trasvase es en el sentido contrario: Eiras suministra a los concellos de la cuenca del Miño, así que consideramos que podría ser viable compensar un trasvase con el otro, en caso necesario. Un bombeo tiene como negativo el coste energético, pero sería puntual, pues la demanda se dispara solo en verano.

De la desaladora dice el alcalde de Ponte Caldelas que se descarta por apostar por algo más barato.

Una desaladora también tiene su impacto. Igual el alcalde de Ponte Caldelas no lo sabe, pero lo tiene. En Galicia no tenemos desaladoras, pero es una instalación que por sus costes no es para lo que se necesita, ya que no tenemos un problema de recurso limitado todo el año, sino en verano. Los embalses también son muy costosos.

Los colectivos ecologistas señalan los malos usos o las pérdidas de agua potabilizada en Vigo. ¿Existe alguna forma de que Augas controle la gestión del recurso?

Aprobamos una ley que obliga a los ayuntamientos a auditar y comunicar sus pérdidas de agua. Hemos dado dos años para ello. Los ayuntamientos han empezado a contestar, pero Vigo no lo ha hecho. A partir del año que viene los concellos tendrán que pagar por pérdidas mayores del 20%. Pero hay otras cosas que no son pérdidas, como la reutilización de aguas depuradas, los riegos a jardines o el control de las piscinas.

También es fácil decir en público "lo hago" sin que nadie lo audite...

Creemos que deberían certificar las pérdidas ya. Además, el Estado está llevándonos a un tema de digitalización del agua, de un control real de cudalímetros telemandados, con lo cual tendremos más información. Al final, más del 20% de pérdidas no será aceptable.

Sobre las alternativas: "Otra posibilidad en estos estudios es -y yo creo que es realista- que este sitio no puede crecer, como en el Levante español"

En 2017 Eiras tenía un 40% del recurso, pero no se podía potabilizar por la capacidad de la ETAP y los depósitos del fondo. ¿Habría que dragar el embalse para eliminar depósitos de lodo?

Eso se dice muchas veces de muchos embalses. Cualquier agua estancada empeora sobre la corriente. Cuanto más baja el nivel, la calidad va bajando, pero nada que no pueda potabilizarse. Un río natural transporta grava y esta se convierte en arena y los propios dispositivos de la presa permiten el transporte natural de sólidos decantados. No consideramos necesario un dragado. Ni adecuado.

¿Qué pasaría este año si se produjese el escenario de sequía de 2017?

No hemos recibido información de Vigo sobre su trabajo en la depuradora, pero creemos que han avanzado. Espero que puedan tratar una cantidad de agua mayor que en 2017.

¿Hay que empezar a tomar medidas con la sequía este año?

Ya lo hemos dicho dos veces en 2022: estamos en prealerta por sequía. Los embalses están bien, pero lo estamos. En la zona Sur, Eiras subió al 100% y Zamáns, no. Los caudales están muy bajos y las aportaciones a los embalses son pequeñas , en especial a los que dependen de los pozos y captaciones les puede afectar, puede que pasemos un verano complicado. Si no tenemos la suerte de que llueva en junio y julio. Todo el mundo debería estar poniendo en marcha sus planes de emergencia por sequía y aplicar medidas, consejos y un uso responsable del agua.

Sobre la sequía: "Estamos en prealerta y, en la zona Sur, Eiras se mantiene al 100%, pero Zamáns no recuperó toda la capacidad"

La proliferación de piscinas, la posibilidad de colocarlas sin obras o impuestos, puede valorarse como parte de este problema con entidad propia.

Es una opinión. No se ha cuantificado el problema. Pero hay puntos y ayuntamientos concretos, en los que se nota y se nota en dos cosas: en el aumento de la demanda en junio, que se dispara. Y en algunos casos empezamos a notar vertidos puntuales de agua clorada. Esto es una mala gestión y un daño al medio tremendo. Afecta mucho a la vida piscícola.

Hablando de obstáculos en el río, ¿la desaparición de Salto do Inferno y su concesión está próxima a ser una realidad?

El informe de servicio reconoce eso mismo: la caducidad de la concesión. Pero las caducidades concesionales deben ir despacio. Ni obtener una concesión, ni revocarla es inmediato. Y este proceso está tan judicializado tantas veces que hay que hacerlo muy bien, si queremos que salga adelante con garantías jurídicas. El informe de servicio está emitido. Yo estoy pendiente del informe jurídico para dar el siguiente paso, que ya sería la declaración de extinción. Independientemente vendrán los pasos para la eliminación del obstáculo. Está encaminado. Ha sido uno de los pocos informes que determina que hay que eliminar el obstáculo y aquí la valoración técnica se respeta siempre absolutamente. Así se ha determinado.

Comentarios