Sábado. 25.05.2019 |
El tiempo
Sábado. 25.05.2019
El tiempo

Indignación de Andrés Díaz al descubrir que la Xunta sí expropiará en Vichocuntín

El alcalde de Ponte Caldelas, Andrés Díaz. DP
El alcalde de Ponte Caldelas, Andrés Díaz. DP

El alcalde denuncia "prácticas caciquís" de la Axencia Galega de Infraestruturas al detectar que destinará 6.000 euros a expropiaciones para mejorar un vial de Cerdedo-Cotobade, pero no en la PO-204 en Laxoso

"Prácticas caciquís" y "sinaturas de papeliños sen valor xurídico". Esto es, en palabras del alcalde de Ponte Caldelas, Andrés Díaz, lo que se está revelando en el modo de actuar de la Axencia Galega de Infraestruturas (AXI), que este martes anunció la licitación por más de 600.000 euros del ensanche de la PO-230, la carretera Serrapio-Vichocuntín, en Cerdedo-Cotobade.

El regidor y su equipo se han molestado en revisar el expediente en proceso de información pública para comprobar con exactitud cuántas parcelas expropiará la AXI en esta carretera, toda vez que en el proyecto de mejora de la PO-234 a su paso por Ponte Caldelas se formó una gran polémica, dado que el Concello no logró las cesiones de terrenos y se vio obligado a prometer que financiaría las expropiaciones para garantizarse así que la Xunta sacará adelante los trabajos. A su vez, el alcalde caldelano fue cuestionado de modo indirecto por el regidor de Cerdedo-Cotobade, Jorge Cubela, puesto que en el tramo de Augasantas de la PO-234 sí se consiguieron las famosas cesiones. El regidor caldelano sale ahora a la palestra para denunciar, con los datos de este nuevo procedimiento en la mano, que, a su juicio, hay un doble rasero de la Xunta con este tema, al exigir con más contundencia la cesión en los municipios no gobernados por el PP (de su mismo color político) como "prácticas caciquís orquestradas xunto cos alcaldes do PP, e que, desgraciadamente, xa son norma nestas obras a cachiños que a Xunta adoita facer na rede secundaria de estradas".

El alcalde insiste en que la "firma de papeis" para ceder no tendría validez, y menos en Vichocuntín, donde faltan hasta números del DNI

 

Más allá de la queja por el agravio comparativo de pagar unas expropiaciones que en otro municipio la Xunta se niega a financiar, el alcalde denuncia que en el expediente figuran notas que delatan las malas prácticas de la Administración con los alcaldes de la casa. Así, sostiene que se han hallado escritos a pie de página con referencias como: "Hai que incluír no proxecto un anexo de expropiacións con aquelas fincas nas que o Concello non conseguiu a dispoñibilidade dos terreos, para tramitar as expropiacións", dirigida, en teoría, a José Balseiros, que era el alcalde en la época en que se tramitó este expediente; o otra nota, también a mano, que dice: "Tenorio: Incluír en proxecto relación de bens e dereitos afectados coas parcelas non acadadas polo Concello. Chamar ao Concello para que acorden en Pleno a cesión das parcelas que si conseguiron".

El tripartito interpreta que estas notas son una huella que "demostra as interioridades repugnantes da maquinaria caciquil da AXI e, por extensión, da Consellería". A su vez, insiste en que los papeles de cesión no tendrían validez ni en Ponte Caldelas ni en Cerdedo, al carecer de legalidad, y señala que varias de las cesiones de suelo del vial de Vichocuntín ni siquiera van acompañadas del número de DNI del firmante.

Indignación de Andrés Díaz al descubrir que la Xunta sí expropiará...
Comentarios