viernes. 25.09.2020 |
El tiempo
viernes. 25.09.2020
El tiempo

"Lloré de impotencia viendo cómo ardía mi coche desde la ventana"

La propietaria del coche, Anabel Engulías, Elisa Pais y Tesi Vaquero, de la asociación San Salvador. BEATRIZ CÍSCAR
La propietaria del coche, Anabel Engulías, Elisa Pais y Tesi Vaquero, de la asociación San Salvador. BEATRIZ CÍSCAR
Vecinos de San Salvador de Poio piden mejorar la cobertura de emergencias en el municipio

"Lágrimas de impotencia" fueron todo lo que quedó del coche de la vecina de la calle Oliveira de Poio, Anabel Engulías Cendón, que se despertó a las 4.00 horas la madrugada de este martes, alertada por unas explosiones que venían de la calle. "Pensé que eran petardos, típico aquí. Abrí la ventana, y me encontré con una humareda impresionante, llamas altas, y vimos que ya estaba el contenedor ardiendo y parte del primer coche". Habla de lo sucedido la pasada noche en la calle poiense, en la que el incendio de dos contenedores alcanzó a dos coches estacionados al lado, un suceso que avivó la preocupación vecinal por la conflictividad de la calle y supuestas carencias de los servicios de emergencias en Poio.

A esas alturas, la Guardia Civil y varios vecinos ya se habían personado en el lugar. "Ya habían llamado al 112, pero como aquí no tenemos servicio de los Bomberos de Pontevedra, estuvimos viendo como ardía durante 30 minutos". Y las llamas, que en ese primer momento solo habían alcanzado al primer vehículo estacionado, alcanzaron el coche de Anabel. "Mi coche estaba intacto. A los 25 minutos el capó ya empezó a echar humo negro y a partir de ahí ya fue una llorera impresionante de impotencia, viendo como ardía desde la ventana, cuando se podría haber salvado".

"No es normal que teniendo la estación de bomberos a un minuto tengamos que esperar 30 a que vengan los de Sanxenxo y O Salnés"

En el momento del incendio, un tercer coche estaba también estacionado en la zona. "Se salvó porque el propietario se arriesgó a meterse dentro y llevárselo". La vecina, que alaba la labor de los bomberos que asistieron al incendio, critica "el lado político". "No es normal que teniendo la estación de bomberos a un minuto tengamos que esperar 30 a que vengan los de Sanxenxo y del Salnés. Hoy es un contenedor, mañana puede ser una vivienda con gente. El cambio del servicio de bomberos es indispensable".

En la mañana de este martes ya se había retirado el primer coche calcinado, que tan solo contaba con dos meses de antigüedad. El de Anabel, de seis meses, espera el informe pericial.

"Esto ha sido un acto vandálico, ha habido muchas quejas de vecinos, pedimos Policía Local nocturna. San Salvador es una parroquia completamente abandonada"

INSEGURIDAD. La calle Olveira ha sido protagonista, en los últimos años, de diferentes sucesos y altercados. Anabel Engulías, vecina de uno de los edificios, ha explicado que "en los últimos años, hasta las tres de la madrugada, se juntan varios coches en este parque, con música a todo volumen y botellón. Al día siguiente, el parque donde juega mi hijo está lleno de preservativos, botellas y cigarrillos. Los actos de vandalismo se están sucediendo todos los meses".

Por este motivo, la asociación de vecinos de San Salvador pide al Concello de Poio que "tome medidas con la situación de los bomberos", y ha recordado los episodios de inseguridad que ha atravesado la calle Oliveira en los últimos tiempos. "No es la primera vez que pasa esto. En 2015 se quemó una casa okupa y ya de aquella prometieron soluciones. Hace cuatro días se quemó una furgoneta en el acceso a la AP-9 y sucedió lo mismo, y un hotel cercano ha sido quemado dos o tres veces", explica Tesi Vaquero. "Esto ha sido un acto vandálico, ha habido muchas quejas de vecinos, pedimos Policía Local nocturna. San Salvador es una parroquia completamente abandonada, aquí se invierte muy poco y no podemos seguir así".

"Lloré de impotencia viendo cómo ardía mi coche desde la ventana"
Comentarios