Cien días de la muerte de Jéssica Méndez: ¿servirá su caso para cambiar la ley?

La secretaria xeral de Igualdade insiste en la necesidad de modificar la legislación tras el feminicidio de Barro 
Agentes de la Guardia Civil escoltan a José Eirín a la salida de los juzgados de Caldas. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Agentes de la Guardia Civil escoltan a José Eirín a la salida de los juzgados de Caldas. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Más de cien días después del crimen que costó la vida a la vecina de Pontevedra Jéssica Méndez, la Secretaría Xeral de Igualdade todavía desconoce si la brutal muerte de la joven, arrollada por el turismo que conducía un vecino que había pretendido tener una relación con ella, servirá para cambiar el marco legal que en actualidad impide que este crimen sea tipificado como violencia machista.

Así lo explicó esta semana en una visita al CIM de Poio la secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella, indicando que el día 15 se producirá una nueva reunión sectorial del Ministerio de Igualdad y las comunidades autónomas en la que se pondrá sobre la mesa, de nuevo, el asunto y la urgencia de promover cuánto antes la modificación normativa.

Aunque, presuntamente, Jéssica Méndez, murió a causa de las acciones en la conducción realizadas por un hombre que la pretendía y que quiso acabar con su vida chocando su turismo contra el coche de ella, la joven no había convivido ni mantenido relación con este vecino, José Eirín. De este modo, aunque él permanece en prisión provisional y sin fianza, no se le puede acusar de un crimen tipificado de Violencia Machista, sino de asesinato u homicidio, lo cual reduciría las posibilidades de petición de condena, en el momento en que sea juzgado.

"Temos un problema que trasladamos ao Ministerio de Igualdade por este caso, que foi considerado un feminicidio, pero que non ten consideración de violencia machista por non haber convivencia previa entre a víctima e o agresor", recordó López Abella, que añadió que "o convenio de Estambul e o de Varsovia están suscritos polo Goberno de España e hai un compromiso do Pacto de Estado de que se ten que modificar a Ley Orgánida de 2004 e a Modificación do Código Penal para incluír estes casos como violencia machista. A Lei Autonómica contra violencia machista foi reformada en 2007 e xa cubre estes casos".

Esto significa que sí puede intervenir la Administración Autonómica con la batería de medidas de apoyo y ayudas para casos de violencia de género, pero no así en el ámbito judicial, estatal, y en el que no está descrito este conjunto de circunstancias de tal forma.

"Nós xa trasladamos esta petición ao Ministerio, sobre todo, porque todavía no Estado, a punto de rematar o quinquenio do Pacto de Estado, aínda non se cambiaron normas para modificar a Lei Orgánica e o Código Penal nese sentido. E por eso queremos instar novamente a que se fagan estas modificacións normativas. Si se fixeron outras pero estas non", insistió López Abella.

En la comunicación concreta que se realizó a raíz de este caso, la secretaria de Estado de Igualdad indicó que "tomaba nota" del asunto y no ha habido nuevas ocasiones de conocer si la petición ha generado avances en la tramitación del futuro cambio de la normativa. López Abella señaló que el crimen fue objeto incluso de una reunión en la Subdelegación del Gobierno entre las autoridades implicadas en la que se analizaron las circunstancias de este suceso y recordó las dos prioridades de su departamento: evitar, con medidas de prevención y apoyo, los actos de violencia sobre la mujer, en especial los feminicidios, así como ayudar y respaldar a las familias y personas dependientes de las víctimas.

Comentarios